El gobernador Héctor Astudillo Flores reconoció que sin la violencia generada por el crimen organizado, Guerrero estaría en mejores condiciones de vida, por la cantidad de recursos que tiene. También reconoció que hay incertidumbre por la instalación de Donald Trump en la presidencia de los Estados Unidos.

En la residencia oficial Casa Guerrero, el jefe del Ejecutivo local sostuvo un encuentro con productores del campo, la mayoría productores de maíz, mango, limón y ganaderos.

Astudillo Flores dio la bienvenida protocolaria al delegado de SAGARPA en Guerrero, Eugenio Candelario Treviño García, con quien dijo, ya ha sostenido varias giras de trabajo, luego de que se confirmó su nombramiento en el gobierno de la República.

Ante la concurrencia congregada en la Sala de la República, el jefe del Ejecutivo local manifestó que los tiempos difíciles sirven siempre para generar oportunidades.

“En el aumento al precio de los combustibles, sin lugar a dudas tenemos un tema en el que nadie está alegre por eso, que nadie festeja y que es un serio problema para la economía de los mexicanos y los guerrerenses”, anotó.

Sostuvo que en ese tema ha tratado de manejarse con honestidad, prontitud y claridad, de tal suerte que trató de dialoga directamente con el secretario de Hacienda del Gobierno federal, lo que consiguió.

Recordó que Guerrero viene de superar las complicaciones de un presupuesto de egresos que se proyectaba como adverso.

Recordó que además de producir maíz, Guerrero es un estado con un potencial importante en cuanto a la producción de madera principalmente en la zona de la Sierra.

Incluso, refirió que en el aspecto de la Minería, Guerrero es también ya un buen referente a nivel nacional.

Astudillo manifestó que  desde siempre, los guerrerenses han enfrentado complicaciones, como la tragedia que representó la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.

“Es cierto, vivimos una tragedia pero nunca nos detuvimos como estado; caminamos de forma paralela”, aseveró.

Luego habló sobre el lastre que genera la inseguridad pública: “Si no tuviéramos la violencia, es indudable que el estado estaría en la mediana normalidad; pero el problema lo tenemos que enfrentar todos los días y lo vamos a seguir enfrentando”.

En las condiciones adversas que se plantean, dijo que lo mejor que se puede hacer es cerrar filas con todos los sectores productivos, alentarlos para seguir adelante y no dejarse vencer.

Por tratarse de un estado con una población migrante importante, Héctor Astudillo Flores reconoció que para Guerrero la instalación de Donald Trump en la presidencia de los Estados Unidos de Norteamérica representa un periodo de incertidumbre, por la actitud que ha manejado ante la población indocumentada que ahí radica.

Sin embargo, destacó que la mejor forma de superar ese tipo de escenarios adversos es el trabajo conjunto, de ahí que insista en cerrar filas con los sectores productivos.

 

Deja tu opinión