La próxima semana, PRI, PVEM y PAN darían a conocer un acuerdo e diez puntos

Mientras el gobierno estatal pretende acumular un ahorro de hasta 350 millones de pesos, a partir de la aplicación de un plan de austeridad; el Congreso local y el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) aun no dan pasos concretos sobre el tema.

En el inicio de la semana, el jefe del Poder Ejecutivo local, a través de su secretario de Finanzas, Héctor Apreza Patrón dio a conocer una estrategia de 20 puntos, que entre otras cosas incluye la disminución del salario del gobernador en un 30 porciento, más la venta de activos que no se utilizan y la reducción de los gastos de operación.

El martes pasado, el gobernador Héctor Astudillo Flores precisó que solo con el ahorro de su administración se espera obtener un piso de 200 millones de pesos como ahorro, pero a dicha cantidad se sumarán otros conceptos que se van a gestionar ante el gobierno de la República, por lo que se espera alcanzar una meta de 300 a 350 millones.

El ayuntamiento de Chilpancingo, uno de los más grandes de la entidad aún no tiene una determinación concreta sobre el tema, el alcalde decidió en su caso personal, reducir su salario en un 25 porciento, aunque el resto de integrantes de su cabildo; síndicos y regidores todavía no deciden en que medida se sumarán a las acciones de austeridad impulsadas por el gobierno estatal.

Aunque el domingo pasado el presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Robespierre Robles Hurtado se comprometió a someter a consideración del Consejo de la Judicatura las acciones de austeridad, esta reunión todavía no se lleva a cabo y no se sabe si los magistrados del Poder Judicial local accederán a que se reduzcan sus percepciones.

En el Congreso local el tema avanza con lentitud; de 46 diputados locales; solo 26 que integran un bloque conformado por el PRI, PVEM y PAN ya pactaron reducir su salario en un 20 porciento, aunque no han dado a conocer el monto que aspiran a cumular como ahorro.

Los otros 20  diputados del PRD, PT, Movimiento Ciudadano (MC) y Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) todavía no se suman al acuerdo del bloque mayoritario, no porque defiendan el monto global de su ingreso, pretenden que el Congreso local emita un pronunciamiento en contra del gasolinazo, con un exhorto al gobierno de la República para que reduzca el precio de los hidrocarburos.

Además del descuento salarial del 20 por ciento a los diputados, las bancadas del PRI, PVEM y la representación del PAN perfilan un acuerdo de austeridad que consiste en 10 puntos, los que se darán a conocer hasta la próxima semana.

Deja tu opinión