Chilpancingo a 19 de enero de 2017.- El delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) en Guerrero, José Manuel Armenta Tello, indicó que las oficinas centrales de la dependencia aún mantienen retenidos unos 100 millones de pesos para la realización de obras de infraestructura básica en 10 municipios, que debieron ser aplicadas el año pasado.

Los 10 municipios, conformados por 5 gobiernos priistas y 5 perredistas, solicitaron a la delegación de SEDATU, que agilice la liberación de recursos que se tienen pendientes del programa de infraestructura para el hábitat, que incluye la realización de obras en materia de pavimentación e introducción de servicios de agua y drenaje, que actualmente presentan un 50 por ciento de avances, en una inversión municipal.

Armenta Tello, aseguró que, de 105 millones de pesos, las oficinas centrales solo han sido ministrado 15 millones del programa de infraestructura para el hábitat, por lo que no se puede hacer frente a los compromisos con los municipios.

En relación a la movilización que realizan integrantes de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA) en las oficinas de la delegación de SEDATU, dijo que sus peticiones se encuentran en curso ante la coordinación del Fondo Nacional de Habitaciones Populares, para efecto de que se puedan realizar 270 acciones de vivienda, que fueron solicitadas desde el 2013.

Deja tu opinión