Como parte del plan de austeridad implementado por incremento al precio de los combustibles, el gobernador del estado de Guerrero, Héctor Astudillo Flores anunció la reducción de su salario en un 30 %, además de la suspensión en el pago de telefonía celular, reducción de escoltas, la venta de activos no utilizados y la suspensión en la renta de helicópteros y aviones entre otras medidas.

Compartir

Dejar respuesta