Durante la jornada del miércoles, cinco hombres fueron asesinados en los municipios de Chilpancingo y Chilapa, en la región Centro de Guerrero.

La madrugada del 22 de febrero, la policía del estado confirmó la ubicación de dos cadáveres envueltos en bolsas negras, en las inmediaciones de “El Parador del Marqués”, en la entrada sur de Chilpancingo.

Los restos humanos ingresaron a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) en calidad de desconocidos, ya que no se encontraron documentos que permitieran su identificación.

Al parecer se trata de dos hombres que la jornada del martes fueron privados de la libertad en las inmediaciones de Chilapa, aunque hasta entrada la noche no se confirmaba la identidad de los mismos.

Más tarde, en la comunidad de Lodo Grande, perteneciente al municipio de Chilapa, personal de la Policía del Estado confirmó el asesinato de un hombre de aproximados 40 años.

Al cadáver se le observó una lesión producida por arma blanca a la altura de la garganta, los agresores dejaron cerca una cartulina con un mensaje intimidatorio dirigido contra “Los Ardillos”, grupo delictivo que disputa el control de la región.

Alrededor de las 19:00 horas, vecinos de la colonia San Rafael Oriente reportaron la detonación de armas de fuego, por lo que se comunicaron al sistema de emergencias 911.

La policía confirmó que cerca de las canchas del asentamiento humano de referencia había dos personas ejecutadas a balazos, por lo que se dio parte a los peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE).

La zona fue acordonada por elementos del Ejército Mexicano, la Policía Federal (PF) y del estado.

Deja tu opinión