Saúl Beltrán, de la bancada del PRI presenta alegatos contra el juicio que lo podría dejar sin fuero constitucional   

 

En privado, por escasos diez minutos, el diputado local del PRI, Saúl Beltrán Orozco compareció ante la Comisión Instructora del Congreso local para presentar sus alegatos en el Juicio de Procedencia que se sigue en su contra, a partir de la existencia de una orden de aprehensión librada por el delito de homicidio calificado.     

A tres días de que fenezca el término constitucional para que se determine si procede el desafuero solicitado en su contra, Beltrán Orozco, ex alcalde de San Miguel Totolapan y compadre de Raybel Jacobo De Almonte, alias “El Tequilero”, se presentó a las instalaciones del Congreso del estado, acompañado de un abogado que le prohibió emitir declaraciones a los medios.

Llegó a bordo de una camioneta Jeep Cherokee de color gris y modelo pasado, con placas de circulación del estado de Guerrero alrededor de las 12:15 horas, aunque se le esperaba desde las 12:00.

De camisa a cuadros color azul, el representante popular ingresó a la sala Armando Chavarría Barrera, en donde esperó por espacio de 20 minutos a que los diputados de la Comisión Instructora, que preside el panista Iván Pachuca Domínguez lo atendieran.

Entregó un folder color beige, delgado, en el que estaban contenidos los alegatos con los que pretende echar abajo los elementos aportados por la FGE para sustentar el juicio iniciado en su contra.

Salió acompañado de su abogado, un hombre joven que después de un breve intercambio de palabras atajó los cuestionamientos de los reporteros al señalar que el todavía legislador no daría entrevistas.

“Solamente les di las gracias por otorgarme la oportunidad de aportar mis elementos”, dijo en tono seco el diputado Beltrán antes de abordar la Cherokee gris.

¿Usted es inocente, diputado?

– Pues ahí se verá, ellos determinarán.

Alcanzó a responder mientras abría una puerta trasera y su representante legal entraba en su auxilio.

Se preguntó el nombre del abogado de Beltrán, pero este guardó silencio, cerró la puerta del copiloto y dio la indicación para que la unidad se pusiera en marcha.

 

Deja tu opinión