Chilpancingo, 09 de febrero.- Habitantes de la comunidad de San Jerónimo Palantla, perteneciente al municipio de Chilapa de Álvarez, pidieron al gobierno del estado el desarme de un grupo que opera en la zona, además de la cancelación de 65 órdenes de aprehensión contra pobladores, en su mayoría mujeres.

A dos años del asesinato de cuatro hombres y una mujer en la Comisaría Municipal de San Jerónimo Palantla, los familiares de las víctimas, exigieron la detención de Domingo Orgín Calvario, Constantino Calvario Merino, Antonio Bolaños Calvario, Apolinario Calvario Tlatempa y Florencio Calvario Tlatempa.

Cornelio Xochitempa Tepetate, portavoz de los familiares, dijo que las personas antes señaladas son también los orquestadores del asesinato del consejero de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), Isaac Xochitempa Chautla, además de la detención de 14 habitantes de su comunidad, en contubernio con la CRAC de Espino Blanco.

Además son señalados como responsables de integrar averiguaciones previas contra habitantes, en su mayoría mujeres bajo el delito de portar armas de alto poder, bajo el amparo de dirigentes del Frente de Defensa Popular (FDP), como Clemencia Guevara Tejedor.

«Exigimos que exista la investigación a fondo de manera imparcial caiga quien caiga, nos apegamos con los principios de la CRAC de los pueblos fundadores, quien deba que la pague en el proceso de reeducación», indica textualmente parte de un comunicado que se leyó durante la conferencia.

En el último año, la comunidad ha sido testigo de distintos hechos violentos, en los que se contabilizan más de una decena de asesinatos.

Deja tu opinión