En Chilpancingo y Acapulco, los casos más recurrentes

 

El titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Javier Olea Peláez reconoció que se ha disparado el numero de menores de edad y mujeres reclutados por las bandas del crimen organizado, lo que se confirma con las muertes violentas de los últimos días.

En Chilpancingo, el titular de la FGE destacó que solo el domingo 5 de marzo, en diferentes puntos del estado de hubo tres menores de edad asesinados, en actos atribuidos al crimen organizado.

El caso más notable fue el de una jovencita de 15 años ocurrido en el puerto de Acapulco, se llamaba Brissa y junto a su cadáver fue colocada una cartulina con un mensaje intimidatorio, los asesinos la acusaron de vender droga y de cambiar de bando.        

“La delincuencia organizada lo que está haciendo es utilizar tanto a mujeres como a menores de edad para hacer el tráfico de estupefacientes, utilizan a los taxistas también para vender, para trasladar la mercancía. Eso incluye también a la niña de 15 que asesinaron ayer (domingo) en Acapulco”.

La jornada del domingo, entre Chilpancingo y Chilapa hubo cuatro asesinatos, todos ellos, de acuerdo con el fiscal Olea están relacionados con la pugna que sostienen grupos antagónicos de la delincuencia organizada.

Destacó que de las cuatro víctimas del domingo en la región Centro, dos eran menores de edad, en tanto que otro recientemente cumplió 18 años.

También, refirió que de los cuerpos desmembrados que fueron abandonados sobre los carriles norte-sur de la Autopista del Sol, por lo menos tenía las características de un menor, aunque todavía faltaba tener la certeza plena de ello.

Muchos de los adolescentes que se involucran con la delincuencia, de acuerdo con Olea, deambulan en motonetas robadas, se desempañan principalmente como informantes o vendedores de droga.

Ese tipo de unidades son fáciles de robar y conducir para los menores, simplemente les quitan las placas y las pintan de un color diferente al original.    

Explica las causas por las que muchos menores terminan en las filas de organizaciones dedicadas al narcotráfico: “Son muchachos que tienen problemas de índole familiar, son muchachos que tienen ambiciones fáciles de obtener dinero, la pobreza también implica una necesidad, porque reciben un dinero que de otra forma no lo recibirían”.

No hay, hasta el momento una estadística puntual respecto a la cantidad de menores que han sido asesinados en enfrentamientos entre grupos antagónicos, incluso en operativos de la policía o del Ejercito Mexicano.   

Sin embargo, Olea sostiene que muchos adolescentes son la punta de lanza para hacer la distribución de droga, principalmente porque en caso de ser detenidos por las autoridades fácilmente pueden obtener su libertad.

El rango de edades que se ha detectado va de los 14 a los 17 años, el municipio que tiene más casos es Chilpancingo.

En febrero pasado, el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Alvarez Heredia también manifestó su preocupación por la tendencia de las bandas a reclutar menores de edad, aunque el señaló que el fenómeno se observaba principalmente en la parte alta de la Sierra.

El vocero citó como ejemplo la detención de 10 integrantes del grupo conocido como “Guardia Guerrerense” en Zihuatanejo, de ellos tres eran mujeres y siete hombres, de los siete varones por lo menos dos eran menores de edad.

Alvarez Heredia indicó entre las causas del fenómeno la falta de educación, además de las crisis que se viven en materia de integración de las familias.

Deja tu opinión