*Comisión de San Miguel Totolapan viaja en avión hacia Chilpancingo

 

Por temor a sufrir un atentado en el camino, una comisión de habitantes de San Miguel Totolapan viajó en avión hacia Chilpancingo para reunirse durante tres horas con el gobernador Héctor Astudillo Flores, en privado, el jefe del Ejecutivo local escuchó sus testimonios, después  ratificó el compromiso de desmantelar cuanto antes a la banda de “Los Tequileros”.

El encuentro que se pospuso hasta en dos ocasiones, se realizó el mediodía del jueves 16 de marzo y tuvo una duración de tres horas, aunque los acompañó el alcalde Juan Mendoza Acosta, este se cuidó de no emitir comentarios hacia los medios de comunicación.

En la conferencia que se ofreció al término del encuentro solamente habló el gobernador Astudillo Flores, quien de entrada refirió que hay mucho trabajo por hacer para garantizar plenamente la reanudación de las clases en las escuelas, así como la atención para toda la población en las unidades médicas del sector Salud.

Admitió que es mucho el temor que existe ante la presencia que todavía tiene en esa parte de la Tierra Caliente el grupo que lidera Raybel Jacobo de Almonte, alias “El Tequilero”.

“Hay temor para llegar a los pueblos, especialmente en algunos que tienen influencia de ese grupo delincuencial o ha tenido presencia en ellos”, explicó Astudillo Flores.

Manifestó que existe el interés en su gobierno, aunque también en el nivel federal, por llegar pronto a la detención de “El Tequilero”, para que la vida en ese municipio se pueda normalizar.

Astudillo admitió que le impresionaron las historias que escuchó por parte de algunos de los integrantes de la comisión: “He escuchado historias verdaderamente delicadas e impresionantes, de todas las cosas que han sucedido en torno a una serie de acciones que se han dado sobre personas, sobre familias, incluso algunos menores de edad, en torno a quienes han sido ofendidos, lastimados en su patrimonio, integridad personal y familiar”.

Apuntó que su gobierno está comprometido con los habitantes de San Miguel, en el sentido de incrementar el apoyo, para arreciar -con todo el apoyo de la federación-, las acciones encaminadas a detener lo más pronto posible a la banda de Jacobo de Almonte.

Insistió en que dicha organización criminal ha provocado un daño muy sensible a personas y familias en San Miguel Totolapan.    

Derivado del intercambio de información y puntos de vista, estableció el compromiso de que a más tardar en diez días, el estará en la cabecera municipal de San Miguel, para tratar en un primer momento el tema de la seguridad pública.  

De hecho, recordó que el 24 de febrero pasado, al término de las actividades del Día de la Bandera, hubo una reunión con autoridades del estado y la federación para revisar la forma en que se avanza en la estrategia que tiene como fin detener a Raybel Jacobo de Almonte.

Además del problema de los profesores, indicó que hay también la necesidad de revisar las condiciones en que se encuentran las unidades de atención de la Secretaría de Salud, ya que también hay médicos y enfermeras temerosos por los ataques de Los Tequileros.

 

Temían emboscada

 

Respecto a la razón por la que el traslado de la comisión de San Miguel Totolapan se dio por aire, utilizando el avión del gobierno estatal, Astudillo Flores explicó que se temía que sufrieran un atentado en el camino, pues la noche previa al encuentro hubo varias amenazas en ese sentido.

El tramo más complicado, fue el que implicaba pasar por las inmediaciones de Arcelia y Teloloapan para llegar a Iguala, después de ese punto el recorrido estaría garantizado.

Sin embargo, para despejar cualquier riesgo, el gobierno estatal y los pobladores decidieron que se utilizara el avión del gobierno.

 

Deja tu opinión