Este jueves, 24 elementos que fueron dados de baja de la Policía Municipal de Chilpancingo por no acreditar los exámenes de control y confianza, tomaron la entrada a la Autopista del Sol para exigir el pago de sus liquidaciones.

Casi al mediodía de este jueves, 24 elementos en compañía de sus familias, cerraron la circulación de los carriles norte-sur del Boulevard Vicente Guerrero, por más de 30 minutos, pero tras un diálogo con policías federales, optaron por despejar las vías.

Adolfo Castro Castro, uno de los afectados, denunció que no han sido dados de baja de la nómina desde el mes de diciembre y sin embargo, sus pagos continúan siendo cobrados por las autoridades municipales.

Haciendo cálculos, dijo que el Ayuntamiento de Chilpancingo está «desapareciendo» casi medio millón de pesos, de tres meses que no les ha pagado a los policías que fueron despedidos en diciembre.

Desde que recibieron la notificación de baja de la corporación policiaca, en diciembre, no se ha hablado con las autoridades municipales, del monto que les entregarán por concepto de liquidación, pero suponen que está cifra pueda ascender entre los 130 mil pesos.

Castro Castro, señaló que se les adeuda además un estímulo a la vivienda por 11 mil pesos, más cerca de 20 mil pesos que otorga el programa de Fortalecimiento para la Seguridad (FORTASEG), entre apoyos de dinero electrónico para la compra de productos de la canasta básica.

Aunque hasta el momento no hay información sobre alguna reunión entre los 24 elementos y el alcalde Marco Antonio Leyva, para negociar el pago de los adeudos, aseguraron que esperarán la sentencia del Tribunal de lo Contencioso Administrativo, sobre la demanda laboral que emprendieron por despido injustificado.

Días atrás, Leyva Mena sentenció que no habría marcha atrás a los despidos de los 24 elementos, que se analizaba su incorporación a otras áreas del Ayuntamiento Municipal, pero aún el tema estaba por definirse.

Deja tu opinión