De Chilpancingo a Chilapa  

Personal del Ejército Mexicano y de la policía estatal pondrán en marcha desde este fin de semana un operativo especial en el corredor que une a la región Centro con la Montaña baja de Guerrero, en donde la violencia del crimen organizado ha dejado por lo menos 11 personas desmembradas durante las últimas 48 horas.

Roberto Alvarez Heredia, vocero oficial del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), informó que el corredor integrado por los municipios de Chilpancingo, Zumpango, Tixtla, Chilapa y Zitlala, es considerado como un punto de atención prioritario para el gobierno estatal y la federación.

Sostuvo que se trata de una zona en la que por lo menos dos grupos delictivos –Rojos y Ardillos- protagonizan una pugna intensa por el control de la ruta para la siembra y trasiego de amapola, principalmente

Esa confrontación, reconoció que “ha rebasado los límites en cuanto a la ferocidad y la crueldad con la que han actuado” ambas organizaciones delictivas.

Destacó que ya el gobernador Héctor Astudillo Flores ha manifestado su interés por regresar la tranquilidad a dicho corredor, que es paso obligado para quienes de la capital de Guerrero pretenden llegar hacia la región Montaña.

No descartó la posibilidad de que en dicha ruta se implementen filtros de revisión conjunta entre los cuerpos de seguridad, tanto del estado como de la federación, aunque también señaló que la ubicación de los mismos se puede manejar como una información clasificada, para no alertar de manera innecesaria a los delincuentes.

Aunque se ha confirmado la participación de personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el dato de cuantos militares estarán en la vigilancia se mantiene bajo reserva.

 

Deja tu opinión