*Acusan a las autoridades de falta de insumos
*Aseguran que familiares los amenazan por muerte de sus pacientes

 Tras el crimen del médico y traumatólogo del hospital «Vicente Guerrero» del Instituto Mexicano del Seguro Social en el puerto de Acapulco, un grupo de trabajadores y médicos realizaron una protesta en las instalaciones del nosocomio.

Acusan que debido a la falta de insumos (medicamentos, materiales quirúrgicos y otros) se mueren los pacientes y los familiares de ellos entran y amenazan con matarlos y levantarlos.
«Como médicos estamos dispuestos a dar la atención a las personas, pero si no tenemos insumos (los familiares) nos amenazan, nos dicen que nos van a matar, que nos van a balacear, y que nos van a levantar», dijo el médico Julio César Ríos Álvarez.

Dijeron que hacen falta muchos insumos para atender a los pacientes y que con más medicamentos se podrían evitar las amenazas por parte de los familiares de los pacientes.
La protesta inició desde las 07:30 horas en el acceso principal del Hospital General de Acapulco donde un grupo de médicos, enfermeras, trabajadoras sociales y empleados de las diferentes áreas colocaron batas blancas con manchas de pintura roja.

Además de cartulinas con leyendas de «No más violencia» y exigen «Ni un médico más, ni un residente más, ni una enfermera más «, en señal de reproche por el asesinato del médico Héctor Paul Camarera Hernández.
Al mismo tiempo, la Delegación del IMSS a través de su titular Reyes Betancourt Linares, lamenta la muerte del médico y trabajador del hospital y asegura que habrá de coadyuvar en las investigaciones del asesinato.

Deja tu opinión