La Fiscalía General del Estado (FGE) tomó la declaración de funcionarios del ayuntamiento de Chilpancingo, en el marco de las investigaciones iniciadas en torno al asesinato de Demterio Saldívar Gómez, secretario general del PRD en Guerrero.      

Marco Antonio Leyva Mena, presidente municipal de Chilpancingo, manifestó que a partir del atentado cometido en contra del dirigente del partido del sol azteca, el ayuntamiento manifestó su disposición para colaborar y coadyuvar con los trabajos que permitan alcanzar la verdad en torno al caso.

“Esta autoridad es coadyuvante, nos declaramos coadyuvantes en todo lo que podamos nosotros ser propicios para que haya una buena investigación.

Es momento de que cerremos filas para que podamos tener un estado con más estabilidad; menos situaciones de carácter político partidista”.

Leyva Mena destacó que la confrontación política no es la ruta que ayudará a resolver el caso, tampoco generará la armonía que Guerrero necesita para superar el problema de inseguridad que se enfrenta desde haca varios años.

Este, indicó que es momento de la confianza en las instituciones, para efecto de que sean ellas las que se encarguen de determinar las responsabilidades a que haya lugar.

Bajo dicha circunstancia, Efraín Zúñiga Cortés, coordinador del Fondo para Seguridad Pública en el municipio,  dio a conocer que la jornada del lunes 24 de abril, en las instalaciones del ayuntamiento estuvieron dos fiscales de la FGE, entre ellos el de la Costa Grande.

“Estuvieron haciendo consultas sobre la situación al interior del cabildo, al interior del ayuntamiento y se les informó que tipo de declaraciones habían realizado. Declaramos de manera informal, ya el nuevo sistema penal acusatorio permite a los fiscales tener pláticas con algunos actores para posteriormente tener la declaración oficial”, señaló Zúñiga Cortés.

Además de  responder a los cuestionamientos de los fiscales, dijo que se puso a disposición que era indicación del presidente municipal dar toda la información necesaria en torno al caso, otorgar todas las facilidades para que se pueda coadyuvar en la solución y en el esclarecimiento del crimen cometido en contra del profesor Demetrio Saldívar.

Al coordinador del Fortaseg le preguntaron sobre las

que había hecho la regidora Nancy Soraya Cruz García, en contra del alcalde Marco Antonio Leyva Mena.

También le preguntaron lo relacionado  con el inicio de una auditoría en el ámbito de los recursos destinados a la seguridad pública, la cual fe requerida por la regidora perredista.

“Les mencioné que había actas públicas donde el alcalde había autorizado estas auditorías y que las auditorías estaban en curso y que una vez que se dieran los resultados correspondientes se informaría a la opinión pública”, mencionó el funcionario.

 

Deja tu opinión