*Pese a las complicaciones financieras que enfrentó

 

El titular de la Secretaría de Finanzas del Gobierno estatal, Héctor Apreza Patrón sostuvo que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) del gobierno federal reconoce que Guerrero ha manejado adecuadamente su crisis financiera.

La semana pasada, Apreza Patrón acudió a la reunión nacional de funcionarios fiscales, coordinada por la SHCP, en donde además de hacer una valoración del comportamiento de la economía nacional, se hizo una revisión del manejo que los estados han realizado de sus finanzas.

Ahí, dijo que se hizo un reconocimiento amplio respecto al manejo que Guerrero ha realizado en materia de recursos públicos, lo que permitió que la entidad quedara ubicada en una señalización verde, respecto al semáforo que la dependencia federal tiene en materia de confianza respecto a la observación de la administración federal.

“Lo que nos señalan es que se observa que hay orden en las finanzas públicas, que se observa que hay un gasto de acuerdo a lo presupuestado, que no se trabaja con base a meras ocurrencias”.

En consecuencia destacó que para la SHCP existe orden en el trabajo que realiza el área financiera de Guerrero.

Anotó: “La Secretaría de Hacienda tenía la opinión de que en Guerrero las cosas se hacían mal, hoy, hemos recuperado la confianza del gobierno federal y eso es sumamente importante, porque hay disposición para apoyar a Guerrero cuando en realidad lo requiera”.

Destacó que hay en la entidad un manejo adecuado de la crisis financiera que se recibió, aunque admite que no se ha logrado la estabilización plena.

Sin embargo, destacó que en esta administración se ha pagado de manera puntual el Impuesto Sobre la Renta (ISR), que es un factor que en el pasado generó muchas complicaciones.            

También dijo que se cuida estar al corriente con el ISSSTE y con los adeudos que se tienen con las empresas de credi-nóminas, ya que en el pasado había un desvío de recursos importante en dicho concepto.

En cuanto a los laudos que se arrastran, dijo que en lo que va del año se han liberado pagos que ascienden por lo menos a 18 millones de pesos no presupuestados para el año en curso.

Sin embargo, indicó que se espera que al cierre del ejercicio se haya conseguido pagar por lo menos 400 millones de pesos, ya que en muchos casos hay órdenes judiciales que de no cumplirse, perfilarán graves desacatos a la norma.

Apreza reconoce que el desequilibrio de las finanzas persiste, dadas las complicaciones en que se recibió el gobierno en la entidad.

Sin embargo, destacó que hay un uso racional de los recursos, lo que se confirma con el compromiso de no contratar ningún endeudamiento con empresas de crédito.

 

Deja tu opinión