En el accidente vehicular entre una pipa con combustible y un camión con turistas, ocurrido en los límites de Michoacán y Guerrero, y dejó un saldo de 28 muertos, el dictamen revelo que el chofer del autobús fue responsable de la tragedia.
Roberto Álvarez Heredia, portavoz del Grupo de Coordinación Guerrero, informó que los dictámenes de la Policía Federal y la Fiscalía General del Estado de Guerrero en relación al accidente del pasado 13 de abril, son coincidentes: la responsabilidad recayó en el conductor del autobús de pasajeros.
De acuerdo con los dictámenes técnicos realizados por la Policía Federal y la Fiscalía de Guerrero coincidieron en que la responsabilidad del accidente fue del chofer al invadir el carril contrario lo que originó que se escuadrara el semi remolque y se volteo sobre su parte lateral derecha provocando derramamiento de combustible, e incendiando ambos vehículos.
El impacto de los dos vehículos se dio entre los ángulos delanteros izquierdos con el camión cisterna de doble remolque provocando la muerte de 28 personas, incluyendo la de los conductores de ambos vehículos.
En los dictámenes técnicos también intervino la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes que en el ámbito de sus competencias expondrán sus respectivos dictámenes con relación al transporte de combustibles y a la operación de ambos vehículos del servicio público federal.
Alvarez Heredia, dijo que desde el primer momento, los gobernadores de Guerrero y de Michoacán, Héctor Astudillo Flores y Silvano Aureoles Conejo, establecieron comunicación y coordinación para atender las diligencias ministeriales y atención a las víctimas.

Dejar respuesta