• Con la intención de captar la atención de la opinión pública

El presidente municipal de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena sostuvo que la capital de Guerrero es utilizada como un tiradero de cadáveres por parte de los grupos del crimen organizado que se disputan el control de la ruta que va hacia Chilapa, con el ánimo de captar la atención de los medios.

En su conferencia de los martes, Leyva Mena indicó que de acuerdo con los datos que le proporciona la Fiscalía General del Estado (FGE), el 30 por ciento de los asesinatos dolosos que se reportan en Chilpancingo, en realidad se cometen en otros municipios.

Precisó que de ninguna manera pretende minimizar la violencia, pues el 70 por ciento restante de asesinatos dolosos sí se cometen contra personas que viven en alguna de las casi 400 colonias populares que integran la mancha urbana.

Sostuvo que la mayor parte de los crímenes dolosos tienen como origen, la pugna que sostienen grupos del crimen organizado por controlar las rutas de siembra y trasiego de drogas, principalmente de amapola.     

En el caso de Chilpancingo, refirió que lo que más daño provoca, es la confrontación entre “Rojos” y “Ardillos” por el control de Chilapa, Zitala y Tixtla.

En cada atentado con consecuencias mortales, refirió que hay la intención de mandar mensajes intimidatorios hacia el grupo antagónico, por eso muchas veces, aunque los asesinatos se cometen en otras ciudades, los cadáveres son trasladados y tirados en Chilpancingo.

“Con mucho respeto para los municipios de Mochitlán, Tixtla o Quechultenango; pero no es lo mismo tirar un cadáver en esos lugares que en la capital del estado, en donde se encuentran concentrados reporteros de los principales medios de comunicación del país”, anotó.

Esteban Espinosa Montoya, secretario de Seguridad Pública Municipal, explicó que de los tres cadáveres abandonados durante la jornada del lunes 3 de abril, el que se encontró en la cerrada de Nicolás Bravo de la colonia Progreso, a espaldas del panteón central, está comprobado que era de Chilapa.

Integrantes del colectivo “Siempre vivos”, comentaron que estaba en proceso de confirmación la posibilidad de que los cuerpos de un hombre y una mujer, tirados en el nuevo libramiento a Tixtla también fueran originarios de Chilapa, particularmente relacionados con el ámbito empresarial.

Para contener dicho fenómeno, el primer edil comentó que se implementan de manera recurrente los operativos encaminados a inhibir la entrada de delincuentes, sin embargo, admitió que resulta muy difícil evitarlo.

“Se trata de gente que sabe lo que hace, que ubica muy bien los puntos en los que se mantienen los filtros de vigilancia, que se apoyan también en una gran red de halcones que les informan cada movimiento de las corporaciones, por lo que aprovechan todos los puntos ciegos que genera la composición de la ciudad para realizar sus acciones”, apuntó el primer edil.

Deja tu opinión