Un grupo de supervisores “idóneos” protestaron en Palacio de Gobierno para exigir la entrega de 89 nombramientos, los que debieron otorgárseles como consecuencia de la Reforma Educativa.

Roberto Gamboa Cruz, del municipio de Zihuatanejo, tomó parte del grupo de supervisores “idóneos” que forman parte de la generación 2015-2016, la primera generación que es producto del proceso de Reforma Educativa implementado por el Congreso de la Unión.

Gamboa Cruz, explicó que con base al proceso de evaluación al que se sometieron, los supervisores debieron recibir las claves correspondientes, lo que les permitiría mejorar de manera sustancial su nivel de vida.

Sin embargo, ante el incumplimiento, los supervisores han tenido que realizar sus trabajos de gestión con sus claves docentes, lo que ya genera una condición irregular.

Comentó que exigen la asignación de 98 nombramientos de supervisor en los niveles de preescolar, primaria y secundaria, los que deben dispersarse en las siete regiones del estado.

La mañana del lunes 17 de abril, los inconformes bloquearon los carriles del sentido norte-sur del encauzamiento del Río Huacapa, lugar en el que exigieron la instalación de una mesa de trabajo.

El vocero del grupo, recordó que en 2015 hubo un acercamiento con la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), sin embargo no se logró aterrizar un acuerdo.

Las claves de supervisores debieron otorgarse antes del 31 de mayo de 2016, como eso no sucedió, la dependencia otorgó comisiones para evitar que perdieran la idoneidad.

 

Compartir

Dejar respuesta