El coordinador del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (FORTASEG) en el estado, Efraín Zúñiga Cortés, no ha dado respuesta a una solicitud en la que se pide que explique el por qué despidió injustificadamente a 24 elementos de la Policía Municipal, según señaló el segundo síndico procurador de Chilpancingo, Miguel Ángel Hernández Gómez.

Puntualizó que el despido de los policías fue injustificado, porque el caso no fue remitido a la Comisión de Honor y Justicia, la cual preside, y contrario a eso Zúñiga Cortés los separó de sus actividades sin explicar el procedimiento en el que se basó.

“Si hay mandos superiores que no han presentado el tema de la evaluación, cómo es posible que alguien que tiene años trabajando en temas de seguridad, me los despidan nada mas así, y los primeros que se tienen que evaluar son los mandos medios y superiores”, resaltó

Hernández Gómez, señaló que ha insistido junto con la regidora Nancy Soraya Cruz García, porque se evalúe en control y confianza a Zúñiga Cortés, sin embargo, esa propuesta es contraria a lo que opina el alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena.

Expuso que es una “presunción” que se diga que los elementos despedidos, fueron quienes sometieron y esposaron a Efraín Zúñiga, durante un paro de labores que realizaron en las Instalaciones del Cuartel Policial, donde exigieron su renuncia por presuntos actos de corrupción y desvíos de recursos.

Deja tu opinión
Compartir