La coordinadora de la fracción parlamentaria del PRD en el Congreso local, Erika Alcaraz Sosa, sostuvo que Tixtla, al igual que Chilpancingo también es utilizada como tiradero de cadáveres por parte del crimen organizado.

En las instalaciones del Poder Legislativo de Guerrero, la diputada Alcaraz Sosa manifestó que no solamente Chilpancingo resiente los efectos que genera la actuación del crimen organizado, aunque reconoció que los hechos son más notorios por ser Chilpancingo  la capital del Estado.

“Tixtla era un lugar muy pacífico y no lo podemos negar, está muy afectado por la violencia”, señaló.

Reprochó que cada vez que se sugiera un cambio de estrategia en la forma de actuar de las autoridades, la respuesta vaya en el sentido de que se guarda silencio para evitar que haya fugas de información que permita a los delincuentes burlarse de la autoridad.

“Creo que no se está atacando como tal al crimen organizado, por eso es que no se avanza como se quiere; no podemos minimizar lo que pasa en Tixtla, también hay balaceras, tiran cadáveres incluso cerca de los retenes de la policía”, apuntó la legisladora.

Deja tu opinión