Para no estar solo conteniendo las confrontaciones internas

Chilpancingo Guerrero, a 16 de mayo.-  El alcalde Marco Antonio Leyva Mena consideró urgente que el Congreso local apruebe las adecuaciones a la Ley 701, para que haya certeza en torno a la situación legal de las autodefensas que operan en el valle del Ocotito y Tierra Colorada.

Ante la tensión que se ha generado en los últimos días, a partir del pleito que sostienen la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) y el Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo Social del Estado (FUSDEG) por el control del corredor geográfico que va de Chilpancingo hacia el puerto de Acapulco, el presidente municipal de Chilpancingo consideró importante que cada una de las instancias asuma su responsabilidad.

En la conferencia de los martes, el jefe de cabildo consideró que existe una línea muy delgada en torno a la actuación de las autodefensas cuando surgen para combatir a la delincuencia organizada, pero esta se rompe cuando se entra en el terreno del uso de armas de grueso calibre, además de la comisión de conductas que trastocan los derechos de las personas.

Leyva Mena explicó que en los próximos días, su administración presentará diez puntos estratégicos que considera, deben aplicarse para manejar adecuadamente el tema de las autodefensas.

Agregó que por la situación que prevalece en el estado, no se pueden evadir las responsabilidades que tiene cada instancia, de ahí que insista en que el Congreso legisle todo lo relacionado con la Ley 701, para que haya certeza respecto a la situación legal de la UPOEG y del FUSDEG.

Comentó que ha dialogado sobre el tema con los comisarios de los pueblos en que existen grupos de civiles armados, ellos le han dicho que se acercan a ellos para tener una fuerza coadyuvante en el tema de la seguridad pública, pero en muchas ocasiones se ven rebasadas.

En consecuencia, indicó que mientras no haya una legislación clara sobre el tema, los municipios solamente estarán realizando un trabajo de contención, sin una definición contundente ante grupos que en ocasiones sostienen enfrentamientos de consecuencias muy graves, como actualmente sucede en el Ocotito.

Compartir

Dejar respuesta