• La tarde del viernes, un elemento fue asesinado a balazos   

 

A pocas horas de que uno de sus elementos fuera asesinado a balazos, el presidente municipal de Taxco, Omar Jalil Flores Majúl solicitó que el gobierno federal regrese las armas de cargo a 56 policías preventivos que ya pasaron sus pruebas de control y confianza, per que siguen trabajando solo con toletes y gas lacrimógeno.

La tarde del viernes 19 de mayo, un elemento de la Policía Preventiva fue atacado a balazos en la avenida del Platero, en el centro de Taxco.

Aunque en diferentes medios de comunicación se manejó la versión de que eran dos los policías abatidos, Flores Majúl señaló que se trató solo de uno, mismo que se encontraba disfrutando de un día franquicia.

El ex diputado local consideró que Taxco viene de un periodo de tranquilidad, lo que se refleja en un nivel aceptable de visitantes, que son resguardados por acciones implementados por e Ejército Mexicano, la Policía Federal (PF) y del Estado.

Incluso, dijo que Taxco ha sido respaldado hasta por la Fiscalía General del Estado (FGE).

El primer edil de Taxco manifestó que los 56 policías a su cargo han pasado adecuadamente los exámenes de control y confianza que impone la ley, aunque al momento de asumir el cargo encontró una corporación con 160 elementos.

Los 56 policías que permanecen, dijo que están debidamente acreditados, pero no cuentan con armas de fuego y solamente realizan trabajo de acompañamiento a la PF y el Ejército, algunos vigilan museos y establecimientos públicos.

“Tienen tolete  y gas”, dijo al referirse a los instrumentos que los 56 policías preventivos municipales tienen para inhibir la actuación de la delincuencia.

Manifestó que el gobierno de Taxco ex respetuoso de las decisiones que se adopten en la federación, pero manifestó que ya ha realizado todos los tramites necesarios para solicitar la devolución de las armas a los elementos que ya pasaron los exámenes de control y confianza.

Aunque destacó que Taxco es un municipio tranquilo, en ocasiones se registran hechos en otras demarcaciones que repercuten en dicha ciudad, razón por la que considera necesario que los elementos que están en condiciones, cuenten con el armamento de cargo que les permite la ley.

Deja tu opinión