En la región Norte de Guerrero, durante 48 horas Rogelio Agustín Durante 48 horas, células de La Familia Michoacana (FM) tuvieron bajo su control las cabeceras municipales de Izcapuzalco y Acapetlahuaya, en la región Norte de Guerrero. De acuerdo con fuentes oficiales, el grupo del crimen organizado, liderado por Jhonny Hurtado Olascuaga, mejor conocido bajo el alias de “El Pez” durante el inicio de la semana cortó el suministro de energía eléctrica en ambas ciudades. La intención de cortar la comunicación telefónica, fue generar temor entre la población y obstaculizar el trabajo de los cuerpos de seguridad para facilitar el trasiego de droga, principalmente marihuana y goma de opio. Aunque pobladores reportaron al 911 que la ocupación de los accesos hacia dichos municipios se generó desde la mañana del sábado 20 de mayo, la fuente señaló que la restricción del suministro de energía, así como el bloqueo de la circulación vehicular ocurrió durante los días lunes, martes y culminó la mañana del miércoles. “Nos informan que antes del mediodía del miércoles, la energía eléctrica ya se había restablecido”, informó una fuente del gobierno estatal. Personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) verificó el corte de la energía, el resultado fue de que se trató de una acción provocada. También se confirmó que los pobladores observaron una cantidad importante de camionetas con hombres armados, lo que generó temor. La práctica de cortar la energía, dejar a la población en penumbras y luego irrumpir, de acuerdo con la información obtenida, también se utilizó en la comunidad de La Gavia, en el municipio de San Miguel Totolapan, antes del enfrentamiento que provocó la muerte a balazos de ocho personas. También hubo cortes al cableado de la CFE, así como a la fibra óptica en los bloqueos que se suscitaron en la carretera federal Iguala-Ciudad Altamirano, tras la ocupación policíaco y militar de San Miguel Totolapan. La tarde del miércoles, la presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, Flor Añorve Ocampo fue cuestionada sobre lo que sucedía en la región Norte, de donde ella es originaria. La diputada local comentó que no tenía mucha información, pero destacó que contaba con algunos datos que apuntaban hacia la conformación de grupos de autodefensa en ambas localidades, aunque reconoció que se trataba de algo que todavía estaba por confirmar. La tarde del martes 23 de mayo, el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Alvarez Heredia informó de un enfrentamiento entre personal del Ejército Mexicano y un grupo de diez integrantes de la FM en la zona rural de Apaxtla de Castrejón. En un comunicado, el vocero refirió que se trataba de una célula de “El Güero Pelayo”, la cual podría estar relacionada con la agresión que sufrieron siete periodistas de Chilpancingo la jornada del 13 de mayo, justo cuando pasaban por el crucero de Acapetlahuaya y fueron despojados de sus equipos de trabajo, además de uno de los dos vehículos en que se transportaban. Izcapuzalco y Acapetlahuaya, son municipios que se encuentran en el límite de Guerrero con el Estado de México, desde hace varios años, se consideran como zona controlada por la FM.

Deja tu opinión