Empresarios de Chilpancingo solicitaron al gobierno municipal y los diputados de Guerrero, que legislen para que en esta entidad se autorice la legitima defensa, en los casos en que la delincuencia ponga en riesgo la integridad de las familias.

Adrián Alarcón Ríos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Chilpancingo, indicó que dado el nivel que ha tomado el problema de la inseguridad en Guerrero, se debe retomar la necesidad de activar aquí el procedimiento de la legítima defensa.

De hecho, en un encuentro sostenido la mañana del miércoles, el dirigente empresarial solicitó al alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena, que convoque a los cinco diputados locales que tienen residencia en la capital de Guerrero, para que realicen una mesa de dialogo y analicen la viabilidad de retomar la inclusión en el Código Penal de la atenuante de la legitima defensa.

Recordó que ya en el estado de Nuevo León,  el Congreso local aprobó la modificación al artículo 17 de su Código de Procedimientos Penales, para efecto de que se aplique la legítima defensa cuando presuntos delincuentes ingresen indebidamente a un domicilio, para de esa manera poner en riesgo la integridad de las familias que ahí viven.

Manifestó que por los problemas internos que enfrentan las instituciones, se debe permitir que los ciudadanos encuentren formas para coadyuvar con las autoridades.

Para ello, dijo que se puede echar mano de las armas que legalmente pueden utilizarse en los domicilios, ya que no son de uso exclusivo del Ejército Mexicano.   

El dirigente de Coparmex sostuvo que la seguridad es un tema que preocupa a todos, pero que no debe dejarse solamente en el ámbito de responsabilidades de las autoridades, si no que se debe permitir que la sociedad tenga más participación.

La declaración la hizo en el contexto de una jornada violenta que dejó el saldo de por lo menos tres ataques violentos en la cabecera municipal de Chilpancingo, el saldo fue de dos jóvenes muertos y un herido.

Deja tu opinión