El comisario de Petaquillas, Mario Flores Castrejón sostuvo que la Policía Rural de dicha localidad ya cuenta con más de 200 elementos, los están completamente al margen del conflicto que sostienen las autodefensas de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) con el Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo Social del Estado (FUSDEG) por el control del Ocotito y Tierra Colorada.

Flores Castrejón, sostuvo que una vez que la PR que opera en dicha localidad, ubicada a diez minutos de la cabecera municipal de Chilpancingo está al margen de la pugna entre las autodefensas, el nivel de tensión que en su momento se llegó a vivir en dicha localidad bajó de manera importante.

En estos momentos, dijo que la comunidad bajo su responsabilidad cuenta con una población de 12 mil habitantes, resguardados por 200 policías rurales que se mantienen operando en forma estable, ordenada y sin confrontaciones internas.

“Nosotros no tenemos conocimiento de lo que esté pasando en el Ocotito y más para allá, ellos no se han metido con nosotros y pese a que sabemos muchas cosas, nosotros tenemos una policía muy bien consolidada”, anotó.

Refirió que hasta el momento, ni el FUSDEG ni la UPOEG han pretendido asumir el control de Petaquillas, lo que permite mantenerse al margen de conflictos que no son necesarios.

Reconoció que hace un par de semanas se registró un ataque a varios turistas que circulaban a bordo de un automóvil particular, quienes se negaron a detenerse en el puesto de revisión ubicado sobre la carretera que llega de Chilpancingo, lo que generó el saldo de una mujer herida.

“Ellos tuvieron la culpa por pasarse de listos”, dijo el comisario Flores Castrejón al referirse a los automovilistas agraviados.   

En todo caso, dijo que son las autoridades las que tienen en sus manos la investigación del hecho, las que en su momento habrán de dar a conocer una determinación.

Deja tu opinión
Compartir