Elementos que estuvieron en paro temen un despido masivo  

Mientras los policías del estado que levantaron su paro laboral desde la tarde del martes esperan indicaciones para salir a operar, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) guarda silencio, lo que genera el temor de un despido masivo del personal que exigió jornadas de trabajo más flexibles y el pago de un bono de riesgo.

Desde las 15:00 horas del martes, el personal que permanece en el cuartel general declaró culminado el paro, sin conseguir la autorización para trabajar jornadas de tres días por tres de descanso, tampoco un compromiso relacionado con el pago de un bono de riesgo, tampoco la entrega de cartuchos, y equipo táctico suficiente.

Aunque buscaron la comunicación con sus mandos, no encontraron respuesta y en consecuencia, no recibieron órdenes para salir a trabajar.

Pasó la noche, a las 09:00 horas del miércoles volvieron a buscar la comunicación con sus mandos, pero nuevamente volvieron a encontrar como respuesta el silencio.

Temerosos de que la no emisión de órdenes forme parte de una estrategia encaminada a justificar un despido colectivo, los elementos que permanecen encuartelados buscaron asesoría legal para defender su permanencia en el trabajo.

También se contactaron con la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), para solicitar el respaldo ante una medida administrativa que puede ir desde la suspensión de sus pagos hasta el cese definitivo.

También solicitaron la intervención del Congreso local, habida cuenta de que son por lo menos 300 los elementos que podrían quedar fuera de su trabajo, lo que generaría un recrudecimiento de la problemática en materia de seguridad pública.

Deja tu opinión