El sector empresarial de Chilpancingo alertó a la ciudadanía por el repunte de dos delitos en la ciudad; el secuestro y la extorsión, lo que motivó una reunión urgente con el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Javier Olea Peláez.     

Víctor Manuel Ortega Corona, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Chilpancingo, denunció que la jornada del martes 16 de mayo se registró el secuestro de una empresaria local y su hijo, de los que hasta el momento se desconoce el paradero.

Comentó que hace meses, la Canaco y organizaciones como la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) plantearon la necesidad de que al seno de la FGE se creara una Fiscalía Especializada para la Atención al sector Económico, lo que queda confirmado que se requiere.

Entre otras cosas, destacó que hace una semana, un músico fue asesinado en el negocio de un integrante de la Canaco, pero hasta el momento no se ha podido liberar el negocio de los sellos de clausura porque le piden que acredite la propiedad con escrituras.

Ortega Corona señaló que muchos integrantes del sector empresarial no confían en los agentes del MP, pues consideran absurdo que deban entregar las escrituras para la liberación de un local.

A pregunta expresa, dijo que desde la mañana del martes hay una empresaria secuestrada con un hijo, por lo que esperan que en los próximos días se le permita volver con su familia.

En cuanto al delito de extorsión, dijo que ha repuntado en el aspecto telefónico y cibernético, por lo que urge que se atienda dicho problema que también perjudica la actividad productiva  de la ciudad.

Por esa razón, en el transcurso de la tarde, diferentes organizaciones empresariales se reunirían con el titular de la FGE, para efecto de establecer algunos compromisos en la búsqueda de que mejore el problema de la inseguridad.

Compartir

Dejar respuesta