Universitarios exigen justicia y que se investigue negligencia policíaca

0
640

Marchan y se manifiestan en la FGE

Académicos y estudiantes de diferentes escuelas de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) exigieron que se investiguen por lo menos cinco asesinatos cometidos durante la última semana, también que se sancione al policía ministerial que no prestó los primeros auxilios al joven Darwin Barrientos, quien infructuosamente solicitó el apoyo del personal de seguridad que llegó al punto en que fue atacado a balazos.

En las acciones desarrolladas durante la jornada del viernes ya no estuvieron solo los alumnos de la unidad académica de Artes, también se sumaron sus compañeros de Ciencias de la Comunicación y Filosofía y Letras, además de profesores que se dijeron inconformes con los atentados cometidos contra la comunidad universitaria.

El punto de partida fue la emisora de Radio Universidad, en donde solicitaron a las autoridades que investiguen a fondo todos los asesinatos cometidos en contra de la población, para que ningún crimen se quede en la impunidad.

Respecto a los estudiantes asesinados, dijeron que el tema es lamentable porque se trata de jóvenes que están cursando su instrucción media superior y superior, con el ánimo de ser mejores ciudadanos.

Así, recordaron que la semana pasada un estudiante de la Escuela de Filosofía y Letras fue descuartizado, otro más en la ciudad de Iguala de la Independencia.

La misma semana pasada, hubo un asesinato en Chilapa, en tanto que un alumno de la Facultad de Comunicación y Mercadotecnia fue asesinado en el fuego cruzado de dos autodefensas; la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) y el Frente por la Seguridad y el Desarrollo Social del Estado (FUSDEG).

La marcha comenzó en la avenida Benito Juárez, a la altura de la alameda Granados Maldonado y tuvo una primer parada en las instalaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (Coddehum), en donde entregaron un documento al presidente del organismo, Ramón Navarrete Magdaleno.

En el escrito, los manifestantes solicitaron a ombudsman guerrerense que inicie una investigación que permita establecer la identidad de los policías que no dieron los primeros auxilios a Darwin Barrientos Miranda, el alumnos del tercer grado de la Escuela Superior de Artes atacado en la entrada de la colonia Emiliano Zapata.

“En las imágenes que se difundieron en redes sociales, se observa claramente como Marvin sujeta con fuerza la pierna de un policía ministerial para pedirle apoyo, este nunca se inclina para tomar sus signos vitales y menos para darle los primeros auxilios”.

Dijeron al ombudsman, que en el riguroso esquema impuesto por la federación para reclutar policías, seguramente está la capacitación en los primeros auxilios para las diferentes corporaciones, para efecto de que sepan que hacer cada que sean primeros respondientes en una situación de esas.

“A Darwin lo dejaron morir en una omisión muy grave”, aseguraron.

Después de la Coddehum, la marcha siguió en dirección al sur de la ciudad hasta llegar a la Fiscalía General del Estado (FGE), en donde pidieron que se castigue al ministerial que no cumplió con los protocolos de atención a ese tipo de contingencias.

Sobre todo, demandaron que los crímenes cometidos contra universitarios se aclaren, para que los delincuentes no piensen que pueden seguir actuando como hasta ahora lo han hecho.

Se suma el rector

El jefe de la administración central de la UAGro, Javier Saldaña Almazán recibió a los manifestantes en el auditorio de rectoría, en donde les indicó que ya tuvo comunicación con el titular de la FGE, Javier Olea Peláez que los casos se investiguen de manera puntual, que no haya dilaciones y que se encuentre a los responsables.

Se sumó a las personas que aseguran que la muerte de Darwin pudo evitarse si se hubieran dado los primeros auxilios, para luego trasladarse a los hospitales que se encontraban cerca, entre ellos el de la 35 Zona Militar.

Comentó que para él como representante de la universidad, lo que le corresponde es pedir que se investiguen todos los casos, ya que se tiene la certeza de que no puede haber un policía por cada ciudadano.

Lo que sí enfatizó, es que si se logra abatir el problema de la impunidad, el nivel de violencia disminuirá de manera  importante, pues los delincuentes sabrán que en Guerrero los crímenes se investigan y sancionan.

Deja tu opinión