El presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (Coddehum), Ramón Navarrete Magdaleno consideró importante que se la UPOEG presente a declarar a los policías ciudadanos que participaron en la balacera de Cacahuatepec, la cual generó un saldo de seis muertos, entre ellos un bebé de cuatro meses de nacido.

En Chilpancingo, Navarrete Magdaleno consideró que todos los ciudadanos están obligados a dar la aportación que esté en sus manos, cuando se trate de contribuir con una investigación encaminada a resolver un delito.

Recordó que de acuerdo con la Constitución General de la República, quien se resista a colaborar en una investigación puede ser llevado ante la autoridad con una medida de apremio.

Bajo dicha circunstancia, destacó que la UPOEG no es la excepción, de tal suerte que sus integrantes deben colaborar con el asunto en desahogo, por la perdida de vidas humanas, y por el exceso que se cometió al provocar la muerte de un bebé.

El sábado 10 de junio, el dirigente de la Unión de Pueblos, Bruno Placido Valerio manifestó que los elementos de la Policía Ciudadana que estuvieron en los hechos de Cacahuatepec se presentarían a declarar de manera voluntaria, por lo que el domingo 11, el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Javier Olea Peláez los  sin que se concretara el encuentro.

El martes 13, el dirigente de la UPOEG, Bruno Placido Valerio informó que siete de los policías ciudadanos que estuvieron en los hechos de Cacahuatepec ya contaban con un amparo otorgado por la justicia federal, por lo que se presentarían a declarar ante el MP, lo que no se concretizó.

El ombudsman guerrerense, indicó que es obligación de la UPOEG, hacer lo necesario para que sus policías ciudadanos se presenten a declarar, para que aporten lo necesario en el esclarecimiento de los hechos.

Deja tu opinión