La mayoría a manos del crimen organizado

En las instalaciones del Congreso local, el presidente de la Comisión de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja solicitó que se investiguen las agresiones que hasta el momento se han cometido contra estudiantes y trabajadores de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), para efecto de que se identifique, detenga y sancione a los responsables.

En un punto de acuerdo que la Comisión Permanente aprobó por unanimidad , los diputados locales solicitaron a los titulares de la Secretaría de Gobernación, de la Comisión Nacional de Seguridad Pública (CNS), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), y de la Secretaría de Marina (SEMAR), que de manera coordinada, continua y permanente, personal a su cargo realice operativos en las inmediaciones de los planteles de la UAGro, para brindar seguridad a la comunidad universitaria. 

El punto de acuerdo fue presentado por el diputado Mejía Berdeja, a nombre de la fracción parlamentaria de Movimiento Ciudadano (MC), quien  enumeró 12 asesinatos cometidos en contra de universitarios. 

La lista de víctimas está integrada por Francisco Javier Ramírez García, auxiliar administrativo de la facultad de Psicología; Jeany Rosado Peña, integrante de la Comisión Mixta Paritaria de Becas del Comité Ejecutivo Central del Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad Autónoma de Guerrero (STAUAG), quien fue asesinada junto con su esposo e hijo. 

La relación sigue con Aidé Fuentes Nava, estudiante de la escuela de Ciencias de la Educación; Manuel Juárez Flores, estudiante de la preparatoria número 33 de Chilpancingo; Juan Carbajal Merino, Subdirector de la preparatoria número 5 de Tecpan; Ángel Mendoza Ocampo, estudiante de la Facultad de Medicina, en Acapulco; Suzy Nava Cruz, estudiante de la preparatoria número 26, y  Adriana Ramos García, estudiante de la Facultad de Enfermería número 2, de Acapulco.

También mencionó el caso de Darwin Barrientos Miranda, alumno de la Escuela Superior de Artes, a quien la policía dejó morir tras ser atacado y permanecer vivo durante más de media hora en el boulevard Vicente Guerrero de Chilpancingo.    

Samuel González Saavedra, estudiante de la preparatoria 32 de Iguala; Cristian Jesús Santiago Navarrete, estudiante de la Facultad de Ciencias de la Comunicación (UACOM), abatido en el fuego cruzado entre las autodefensas de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) con el Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo Social (FUSDEG), además de

Jahaziel Gálvez Ayatle, estudiante de la escuela de Filosofía y Letras, quien fue desmembrado como si se tratara de un integrante del crimen organizado.   

Mejía Berdeja mencionó que no solo se han registrado asesinatos en contra de universitarios, también han sido víctimas de otros delitos, como robos o secuestros; en este caso, ejemplificó el robo de vehículo que sufrió el maestro Marco Antonio Santiago Solís, quien fuera diputado en la anterior legislatura, a quien delincuentes lo de agresiones, robos, secuestros, y asesinatos que se cometen en la entidad.

despojaron de su automóvil cuando circulaba sobre la carretera Chilpancingo-Cuernavaca, a la altura del punto conocido como el retorno de San Judas. 

“Esta situación es inadmisible y reprobable, por eso, desde el 28 de marzo de 2017, presentamos la solicitud de la comparecencia del Fiscal General del Estado, Xavier Olea Peláez, esta propuesta fue turnada a la Junta de Coordinación Política, y esperamos que, junto con otra más que hoy se dará cuenta, pueda permitir que ya comparezca este funcionario”, señaló el legislador durante la exposición de motivos. 

Abundó en que no solo los universitarios han sido víctimas de la delincuencia, también los defensores de derechos humanos, periodistas, mujeres, y la sociedad en general, por lo que, reiteró, es necesaria la comparecencia del Fiscal General del Estado, a fin de que explique las acciones que realiza para el esclarecimiento de cada uno de esps casos.

Deja tu opinión