En entrevista  para medios de comunicación, el legislador por  Movimiento Ciudadano, Silvano Blanco Deaquino, criticó que la cuestión de seguridad que dejó en su gobierno como presidente municipal de Zihuatanejo, dijo que ha cambiado al grado de que la policía estatal esté al mando de la seguridad en el municipio “En la historia reciente del municipio no se había dado una situación tan complicada que no hubiese una policía municipal funcionando en Zihuatanejo”, señaló.

 Recordó que en su gobierno se tuvieron en activo poco más de 350 efectivos, que fueron dotados de cientos de armar largas y cortas, así como municiones gracias al convenio que se logró con el gobierno del estado que encabezaba Zeferino Torreblanca Galindo.

 Continúo con decir  que durante su gobierno, la policía municipal se incorporó al Subsidio para la Seguridad en los Municipios (SUBSEMUN), actualmente Programa de Fortalecimiento para la Seguridad  (FORTASEG), con lo que se logró que para este rubro llegaran más recursos federales  y con ello capacitar a los policías, también se incorporó la tecnología en Zihuatanejo y se implementó un sistema de video vigilancia, denominado “CIHUA”, que dijo “fue un centro vital para la seguridad de Zihuatanejo, con un presupuesto de más de 6 millones de pesos, donde se implementaron 20 videocámaras tanto para Zihuatanejo como en Ixtapa”, apuntó.

 Mencionó que durante su gobierno se hizo una donación de tres hectáreas al gobierno del estado para la instalación de un cuartel regional de la policía estatal, con la idea de que en ese espacio se capacitara a toda la policía de la Costa Grande, “y así estuvo funcionando” dijo el legislador. 

 Reconoció que durante su gobierno en la comunidad de Vallecitos de Zaragoza se tenían muchos problemas de violencia, y la comisaria municipal de ese tiempo solicitó el respaldo de seguridad por lo que dijo  “se hizo la gestión, se consiguió el terreno, porque en aquel tiempo enviar una patrulla de policías de Zihuatanejo a Vallecitos era mucho tiempo y cuando llegaban no podían hacer nada, y desde aquel entonces está operando a pesar de ser un cuartel pequeño”.

 “Hay una situación muy distinta de como dejamos nosotros el aspecto de seguridad y como se encuentra actualmente, es lamentable por ejemplo que el tema de las videocámaras, al parecer están funcionando solo dos, de las 20 que teníamos, desmantelaron el sistema cuando esto es prioridad {…} el proyecto era que se incrementaran en Zihuatanejo; no solo instalamos videocámaras, sino también botones de pánico donde en casas particulares en las colonias poníamos conectados al teléfono de la casa particular y daba directamente a la dirección de seguridad pública, se oprimía un botón y era una señal de alarma para ir a respaldar lo que estaba ocurriendo en alguna colonia” explicó el ex presidente municipal de Zihuatanejo durante el periodo 2005-2008.

“Nosotros dejamos una policía municipal eficiente, una policía municipal con patrullas nuevas, con municiones con chalecos antibalas, con buenos salarios, policías capacitados, de cuando nosotros dejamos eso, a ahora, es un caos la seguridad en Zihuatanejo” criticó Blanco Deaquino.

 Dijo que en su gobierno incluso los policías únicamente contaban con la secundaria trunca  por lo que hicieron convenios con el INEA para que  al menos pudieran tener el certificado de secundaria, también se contrató a una persona para que los preparará para los exámenes de control y confianza.

 En cuanto a la problemática que actualmente enfrenta el gobierno municipal de Gustavo García Bello, en relación a los poco  más de 100 policías municipales  que no aprobaron el examen de control y confianza, lo que amerita una baja de la corporación  y que en reiteradas ocasiones el presidente municipal ha manifestado que no hay recursos para soportar la liquidación de tantos elementos, el legislador dijo que “es complicado, pero no imposible para liquidarlos. En ese sentido nosotros desde la cámara hemos planteado a nivel estatal de que en el caso de Acapulco, Zihuatanejo, los municipios que tienen problemas más fuertes”.

 Dijo que “los alcaldes no han hecho lo posible para resolver la situación. Y el planteamiento de nosotros es que ellos proponen una ley de ingresos que aprueba el Congreso del estado y posteriormente  el cabildo aprueba su presupuesto de egresos, es decir, como se van a gastar el dinero que va a entrar y nosotros hemos dicho que una propuesta es que en los presupuesto de egresos de este año, el presidente municipal hubiese asignado una partida precisamente para liquidaciones {…} y se puede hacer porque el propio cabildo a esta altura si puede y tiene facultades para hacer una modificación para el presupuesto de egresos de este año”.

 Hablo que la deuda de 200 millones que se tiene en el gobierno municipal de Zihuatanejo y que se ha venido arrastrando desde gobiernos anteriores, es un problema, pero con esfuerzos extraordinarios se puede lograr el liquidar a los policías. “Es cuestión de sentarse con el gobierno del estado y el gobierno federal y decir tengo este peso, ayúdenme y estoy convencido que con este esquema podría haber un apoyo extraordinario del gobierno del estado y del gobierno federal para este tema” finalizó Blanco Deaquino.

Deja tu opinión