Acapulco, Gro.- El gobernador de Guerrero Héctor Astudillo Flores, supervisó trabajos de limpieza de los cauces del arroyo Colacho y del río de la Sabana en Acapulco y la entidad, para evitar alguna tragedia por inundación durante el periodo de lluvias.
De manera global, en el estado se están invirtiendo más de 51 millones de pesos para la limpieza de la red de alcantarillado con el propósito de dar seguimiento a las acciones de limpieza a cauces de los ríos y evitar una emergencia.
En un primer punto, el mandatario estatal arribó al puente de Puerto Marqués, en donde revisó los avances en materia de limpieza que se realizan en esa zona. Ahí, se le informó que de acuerdo a sus instrucciones, se procedió de inmediato a retirar todo el lirio acuático o camalote, lo que permite el libre paso de la corriente natural de ese río.
Más tarde, se trasladó a la colonia Luis Donaldo Colosio, en donde el mandatario reiteró su compromiso para mantener los cauces en perfectas condiciones, de tal modo que no se registre ningún tipo de situación de emergencia.
De manera directa se benéfica a más de 12 mil habitantes asentados en el área de la planicie y que es proclive a que se den inundaciones.
Durante este recorrido, Astudillo Flores  dijo que su administración está enfocando sus esfuerzos para poder dar mayor seguridad a la población durante esta temporada de lluvias, sobre todo a aquella que habita en zonas inundables y cercanas a los cauces de ríos y arroyos.
Por ello, actualmente se están ejecutando recursos por el orden de los 51.2 millones de pesos para realizar actividades de limpieza y desazolve de la red de alcantarillado sanitario de 21 municipios de la entidad.

Deja tu opinión