Van hacia el ayuntamiento y la Comisión de Derechos Humanos

Con una marcha, habitantes de comunidades afectadas por las tormentas registradas en septiembre de 2013 exigieron que se atiendan las necesidades que arrastran, ante la falta de respaldo institucional.

Incorporados a la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG), habitantes de la comunidad de San Vicente, que fue dictaminada como inhabitable tras el reblandecimiento del suelo a consecuencia de las lluvias provocadas por la tormenta tropical Manuel, se concentraron en el teatro hundido de la alameda Granados Maldonado.

Ellos denunciaron que llevan casi cuatro años en condiciones de riesgo permanente, ya que quedaron fuera de las acciones programadas por la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU), pese a que la reubicación de 578 familias era necesaria.

Los de San Vicente estuvieron acompañados por representantes de comunidades como Ahuejitos, Huacalapa y Coapango, que corresponden a Chilpancingo.

Los habitantes de esas comunidades también solicitaron la liberación de apoyos para el campo, principalmente la entrega de fertilizante y acciones compensatorias, ofrecidas a los pueblos que permiten el suministro de agua potable para la capital.   

También llegaron habitantes de del fraccionamiento El Mirador, en donde se reportan daños estructurales en varias de las viviendas entregadas a familias afectadas por la creciente del río Huacapa, en el lado norte de Chilpancingo.

Aunque son varios los meses en que se reportó que algunas viviendas registran un deterioro importante, hasta el momento no se ha realizado ninguna revisión en ellas.

“Ya les hemos dicho que son varias las casas que se están cayendo pero no nos atienden, eso nos tiene sumamente molestos”, indicó el dirigente de la APPG, Nicolás Chávez Adame.  

De primera instancia, los manifestantes buscaron una reunión con el alcalde Marco Antonio Leyva Mena, después se dirigieron hacia la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Guerrero (CEDHG), para presentar una queja por la violación que representa la falta de atención a sus necesidades.

   
Deja tu opinión