Chilpancingo, Gro.- En rueda de prensa en el municipio de Chilpancingo este martes el gobernador del estado de Guerrero descartó de manera definitiva la solicitud de los pobladores de Chichihualco de retirar a la Policía Federal de la zona, asegurando que su presencia en el estado solo ha traído beneficios.

Héctor Astudillo Flores aseguró que las protestas de la comunidad de Chichihualco del municipio de Leonardo Bravo no son en un 100% de pobladores, y que podría existir gente infiltrada de organizaciones delictivas de aquella zona.

Detalló que la presencia de los federales y los operativos implementados son parte de una investigación por el enfrentamiento que tuvo lugar la semana pasada donde perdió la vida un Policía Federal y dos más resultaron heridos, motivo por el cuál aun se busca a los responsables.

Por último confirmó que el gobierno de Guerrero seguirá aportando todas las facilidades necesarias para resolver el caso en conjunto con las fuerzas federales.

Deja tu opinión