El ex delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), Héctor Vicario Castrejón anticipó que ya no litigará en los medios lo relacionado con la inhabilitación por diez años que decretó en su contra la Secretaría de la Función Pública (SSP), a partir de la comisión de supuestas irregularidades.

En las instalaciones del Congreso local, Vicario Castrejón manifestó que tiene la certeza de que ese tipo de asuntos como el que enfrenta, no se tienen que litigar en los medios de comunicación.

En todo caso, dijo que ya está en marcha su defensa ante el órgano de control interno de la SEDATU, con la intención de desvirtuar la resolución de la SFP.

El diputado local manifestó que está preparado, que cuenta con elementos suficientes para defenderse y que ya en los próximos días habrá de defenderse en las instancias correspondientes de las acusaciones de negligencia administrativa.

Negó que como delegado de SEDATU, la dependencia haya pagado obras que no se construyeron, aunque reconoció que lo pagado a varias empresas fueron anticipos.

“Hasta el momento de mi salida como delegado de la SEDATU, todos los contratos estaban vigentes, pero además protegidos por las fianzas”, anotó.

También recordó que como delegado de la SEDATU, no tenía facultades suficientes para contratar empresas, ya que eso se hace desde oficinas centrales, en la coordinación de delegaciones.

Lo que se sanciona en su caso, dijo que son sanciones cometidas por su superior jerárquico, sin que eso implique que trate de implicar a otras personas, solo puntualizó que en su caso no se persiguen actos de malversación de dinero público, solo cuestiones de procedimiento administrativo.

En todo caso, siempre hubo supervisores regionales que tenían la función de revisar los avances.

 

Deja tu opinión