Por nepotismo, corrupción y desvío de recursos  

Seis días después de que el grupo opositor a la presidenta de Mártir de Cuilapan, Felicitas Muñiz Gómez, entregara las instalaciones del ayuntamiento municipal, las cuales mantuvieron cerradas por 14 meses, este miércoles, el Congreso local recibió una nueva solicitud de revocación de mandato en contra de la alcaldesa, por actos de nepotismo, corrupción y desvío de recursos.  

En la sesión de la Comisión Permanente llevada a cabo de este día, se informó que la ciudadana Edita Nava Sánchez, y otros, que forman parte del movimiento opositor a la alcaldesa que lidera el síndico municipal, Benito Sánchez Ayala, presentó la solicitud de juicio, la cual fue turnada a la Comisión Instructora para su análisis y dictaminación.

En entrevista, Sánchez Nava explicó que las razones de la solicitud de revocación de mandato son las mismas que presentaron el año pasado, pero en esta ocasión, son solo mujeres las firmantes, para evitar que ningún tribunal argumente violencia política de género, como lo hizo el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) con el caso pasado, y permitió a la alcaldesa recuperar las instalaciones del ayuntamiento.

“Las autoridades e instituciones involucradas no hicieron caso porque, según, eran hombres y por quedad de género y demás, e ignoraron el caso, sin embargo, ahora le vamos a entrar las mujeres, y hasta nuestras abogadas son mujeres. Pedimos justicia, está a todos los ojos visto el mal manejo de los recursos”, señaló.

Dijo que la petición colectiva es que los recursos públicos del ayuntamiento se manejen bien, y se destinen para lo que fueron etiquetados, además de que en el municipio haya seguridad pública y trabajo para todos “no nada más para la familia de la presidenta”.

El año pasado, los regidores Humberto Palacios Celino, Edelmira Moral Miranda, y María del Rosario López García, así como el síndico, Benito Sánchez Ayala, presentaron una solicitud de revocación de mandato en contra de la alcaldesa acusándola de desvío de recursos, y nepotismo, sin embargo, la acusación no prosperó, y los inconformes se vieron obligados a desalojar el ayuntamiento que mantenían tomado, impidiendo las funciones de Muñiz Gómez.

Nava Sánchez, quien es hija del ex alcalde de Mártir de Cuilapan, Crisóforo Nava, acusó al PRI y al Partido Movimiento Ciudadano de proteger a la alcaldesa, y advirtió que si en esta ocasión las instancias correspondientes resuelven en su contra, realizarán otras acciones  para ejercer presión y lograr la destitución de Felicitas Muñiz.

 

Deja tu opinión
Compartir