Piden dialogo con el gobernador

Por segunda ocasión, los  juzgados Primero y Séptimo de Distrito suspendieron la audiencia en que se desahogaría lo relacionado con el amparo que promovieron casi 200 policías estatales, los que aseguran, son victimas de despido injustificado por parte de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Los policías que en mayo pasado realizaron un paro laboral con la intención de solicitar mejores condiciones de trabajo, llegaron a la sede de los Juzgados de referencia poco después de las 09:00 horas del martes 15 de agosto, con la intención de dar seguimiento a la audiencia programada para conocer la resolución respecto al recurso legal con el que defienden su permanencia en la SSP.

Como sucedió el 20 de julio pasado, ambos Juzgados solicitaron la ampliación del tiempo necesario para emitir el pronunciamiento al respecto, con la intención de analizar todos los elementos que han proporcionado los trabajadores y la SSP.

Los propios policías señalaron que de lo que se trata, es que el Poder Judicial emita un fallo sustentado en pruebas, con elementos suficientes para no generar ninguna controversia legal.

Aunque el abogado que representa la defensa no quiso hablar con los medios, los policías dijeron que confían en que habrá en el juez federal una revisión de todos los elementos aportados, de tal suerte que en 15 o 16 días el asunto puede tener un desenlace.

Antes de que se conozca el fallo, los policías solicitaron una reunión de trabajo con el gobernador Héctor Astudillo Flores, para efecto de que se dé la oportunidad de conocer la historia de cada uno de ellos, además de tener más información sobre la situación interna que enfrenta la SSP.

“Nosotros queremos que el gobernador nos de la oportunidad de hablar, que sepa que somos gente de bien, trabajadora y que no solamente estamos haciendo alboroto”, señaló uno de los elementos despedidos.

El hecho de que el asunto se prorrogue genera preocupación en los casi 200 despedidos, aunque reconocen que sí no tuvieran razón jurídica ya existiría un fallo en su contra, lo que hasta el momento no ha sucedido.

Por esa razón, dijeron  que si el gobernador aceptara dialogar con ellos, se daría un paso importante en el camino por alcanzar una conciliación.

    

Deja tu opinión