Algunas reclaman la reconstrucción total

Con bloqueos en diferentes puntos de la ciudad, padres de familia exigieron que Protección Civil del Estado emita un dictamen que les permita tener la certeza de que las escuelas de sus hijos están en condiciones optimas para resguardarlos, de lo contrario, advirtieron que no los van a mandar a clases.

El conflicto se resintió en ocho planteles de la capital, cinco de ellas de nivel básico, durante las protestas, los jefes de familiasuspendieron clases de manera indefinida, en algunos casos exigieron la reconstrucción total de los planteles que fueron dañados por los recientes sismos.

La inconformidad, entre otras cosas, estuvo sustentada en el hecho de que las escuelas d no fueron incluidas en la lista de planteles afectados por el movimiento de tierra del 19 de septiembre, la cual difundió el gobierno estatal.

Entre los planteles dañados está la primaria Antonio A. Guerrero, ubicada en el barrio de San Antonio, cerca del centro de la ciudad.

También hubo manifestación en la secundaria Antonio I. Delgado, en la avenida Vicente Guerrero, en el jardín de niños Margarita Maza de Juárez, sobre la avenida de los Insurgentes, el jardín de niños Berta Domínguez de la colonia Las Palmas, el jardín de niños Ramón Alarcón Jiménez de la colonia del PRI y el kínder Juan Álvarez, en el centro.

Los padres de familia y maestros del jardín de niños Margarita Maza de Juárez bloquearon totalmente la avenida Insurgentes, una de las más transitadas en la ciudad, justo frente al mercado Baltazar R. Leyva Mancilla.

Los padres del jardín de niños Ramón Alarcón Juárez bloquearon lo que se conoce como “El puente del Capricho”, en la entrada a la colonia del PRI, mientras que en las otras escuelas solamente se montaron guardias.

El punto más critico se ubicó en la lateral sur-norte del boulevard Vicente Guerrero, a la altura de las terminales de autobuses, lugar en donde los padres del Maza de Juárez movieron su protesta para incrementar el nivel de la presión.     

La operación de funcionarios del municipio y de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) permitió que gradualmente las protestas fueran bajando de tono, aunque se espera que en el transcurso de la semana haya más acciones.

Deja tu opinión