Las lluvias ya disminuyen, asegura

El gobernador Héctor Astudillo Flores sostuvo que está completamente justificada la petición de que se emita una declaratoria de desastres en 23 municipios afectados por las lluvias, para efecto de que se apliquen en ellos recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

La noche del miércoles 6 de septiembre, la Secretaría de Protección Civil del gobierno estatal, informó que se había solicitado a la Secretaría de Desastres la emisión de una declaratoria que permita la aplicación de recursos del Fonden en por lo menos 800 viviendas, las cuales fueron impactadas por la lluvia durante tres días consecutivos en 23 municipios ubicados principalmente en las regiones de Tierra Caliente, zona Norte y Centro.

La mañana del jueves 7, el gobernador informó que en realidad, la solicitud de que se emita dicha declaratoria se firmó desde la noche del martes 5, por los problemas que genararon el crecimiento de los ríos Balsas y Mezcala, aunque durante las últimas horas disminuyeron de manera notable.

Lo que viene ahora, es adoptar medidas para que el huracán que se está formando frente a los estados de Veracruz y Tamaulipas no llegue hasta Guerrero, puesto que a pesar de que de primera instancia no se está en la zona de alerta, si la lluvia llega a Puebla se estará ante un afluente importante del Río Balsas, que fue el que desbordó arroyos para inundar la mayoría de las 800 viviendas reportadas al Fonden en Tierra Caliente.

Astudillo Flores comentó que durante la mañana del jueves dialogó con los mandos de la VIII Zona Naval, en el puerto de Acapulco y quedaron en reunirse más tarde para emitir un cerco de alerta, ante la proximidad del huracán que se forma en las costas de Veracruz y Tamaulipas.

Al margen de la respuesta que en su momento emita la SEGOB, dijo que el gobierno estatal se mantiene en la región de la Tierra Caliente, de donde no se moverá hasta que el riesgo de contingencia se disipe.

Deja tu opinión