Que detengan a los líderes de los ardillos, pide colectivo a la CRAC

0

De lo contrario no creerán su deslinde

Aunque las casas de justicia de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) se han deslindado de cualquier vínculo con el Cártel de los “Ardillos”, el vocero del colectivo  Siempre Vivos, José Díaz Navarro manifestó que para creerles, hace falta que detengan a los líderes del crimen que operan en sus zonas de influencia.

El lunes 4 de septiembre, el profesor Díaz Navarro aseguró que “Los Ardillos” son una organización criminal que ya opera e 10 municipios, en donde controla a las policías preventivas municipales, pero también a los grupos de la CRAC de Chilapa y Tixtla, además de que cuentan con un grupo de al menos 300 sicarios incorporados en lo que se conoce como Comunitarios por la paz y la justicia.

El martes 6, Jesús Placido Galindo, a nombre de la Casa de Justicia de la CRAC en Rincón de Chautla negó la relación con los Ardillos, grupo que aseguró, en díaz pasados les levantó un elemento, al que rescataron en lo que pudo ser un primer enfrentamiento.

Al respecto, el profesor José Díaz sostuvo que se creerá que hay un deslinde en el momento en que detenga a Constantino Chino García, quien es conocido bajo el alias de “El Chino”, quien les ha ido a tirar cadáveres a Zompeltepec y Ahuixtla, sin que hasta el momento hayan reaccionado.

El jueves 7, la señora Ausencia Honorato, esposa de Gonzalo Molina Gonzalez, el principal promotor de la CRAC en Tixtla también  hizo un deslinde de Los Ardillos, principalmente habló del grupo que opera en el barrio de “El Fortín”.

La señora Ausencia manifestó que si bien no hay fricciones con los delincuentes, hay una distancia muy clara y no existen razones para vincularlos.

En el caso de Tixtla, el vocero de “Siempre Vivos dijo que deben proceder a detener a un delincuente apodado “El Puma de Tlanicuilulco”, primero de los hermanos Iván y Celso Ortega Jiménez, quienes constantemente son vistos en ese municipio, lo que habla de una clara complacencia por parte de la CRAC.     

Deja tu opinión