Por temor a complicaciones 

Acapulco, Gro.- «No quiero un salón roto», reza una cartulina donde alumnos de la escuela primaria «Modesto Alarcón», toman clases en la calle 8 de Marzo, en la colonia centro del municipio de Atoyac de Álvarez.

Desde las ocho de la mañana más de 500 alumnos del turno matutino salieron a la calle con sus butacas a recibir clases por parte de sus maestros.

En el acceso principal de la escuela primaria se puede leer una manta que dice: «Sr Gobernador», la demolición y construcción del edificio «B», de la Escuela Primaria Modesto Alarcón.

Mientras maestros imparten clases a unos 500 alumnos, que tiene de matrícula escolar en

el turno matutino y 153 del vespertino, y este lunes fueron sacados a la calle para recibir las clases.

Los anterior es parte de la protesta debido a que hay un edificios dentro del plantel que esta en muy malas condiciones, dicen docentes.

«Ya existe un dictamen de Protección Civil y que además de que ya está un dictamen de Protección Civil que señala que este edificio no debe ser utilizado. 

«Además en el mes de Febrero el Fonden liberó los recursos para la demolición y reconstrucción de un nuevo edificio. Sin embargo, ya pasó febrero y no se han aplicado

estos recursos», se quejó Agustín Salmeron Leyva, director del plantel educativo.

Se detalla que debido a los temblores del pasado 7 de septiembre y del 19 de septiembre maestros y padres de familia tomaron la decisión de dejar de utilizar 8 aulas que están en malas condiciones en la escuela 

Este lunes a manera de presión regresaron a clases pero ya no se metieron a la escuela, sino que sacaron muebles y niños para recibir clases en la calle de Atoyac de Álvarez.

Los padres de familia cerraron las calles, atravesaron los vehículos y acordonaron el área

para evitar algún accidente a los alumnos.

Deja tu opinión