Condonaciones injustificadas, excesivos gastos a comprobar y la omisión de pagos en obligaciones, entre las causas

La Auditoría General del Estado (AGE) detectó posibles irregularidades por 194 millones 577 mil 369 pesos durante el ejercicio fiscal 2016, en la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA).

En conferencia de prensa, diputados que integran la Comisión de Vigilancia y Evaluación de la AGE, del Congreso local, presentaron los resultados de la auditoría que se realizó el pasado 27 de julio, a partir de la presunción de actos de corrupción en la paramunicipal. 

Samuel Reséndiz Peñaloza, presidente de la comisión de referencia, dijo que los gastos hasta ahora no comprobados corresponden a un catálogo de acciones realizadas por la administración de CAPAMA. 

Por ajustes a la cuenta de “usuarios por re-facturación” sin justificación se detectaron irregularidades por 6 millones 441 mil 721 pesos, lo cual se debe a que se realizaron condonaciones a los saldos de las cuentas de usuarios, sin haber realizado el proceso de justificación y autorización establecido en la normal interna. 

Por el concepto de anticipos a proveedores y contratistas sin comprobar o recuperar se detectó un saldo por 16 millones 431 mil 589 pesos. En este rubro, Reséndiz Peñaloza indicó que se identificaron saldos a favor de contratistas, sin que se realizaran las acciones para su comprobación o en su caso recuperación, además que se liberaron recursos a favor de proveedores sin que se comprobaran o su caso, se recuperaran. 

Otro de los rubros con irregularidades son montos sin recuperación o comprobación, lo cual refiere que durante el ejercicio fiscal se liberaron recursos por concepto de gastos a comprobar y préstamos a funcionarios y empleados de CAPAMA, sin que a la fecha hayan presentado documentación comprobatoria y justificativa, o en su caso se recuperaran, teniendo de presunto daño patrimonial por 170 millones 741 mil pesos. 

En el área de diferencias de almacén, la AGE identificó diferencias entre registros contables e inventario físico al cierre del ejercicio, lo cual asciende a 905 mil 374 pesos. 

La AGE  detectó irregularidades por 12 millones 567 mil 847 pesos por incumplimiento al procedimiento de adjudicación para la prestación de servicios profesionales, además de que CAPAMA presentó evidencia documental que acredite la realización de los servicios contratados, entre ellos: Evaluaciones de procesos de procura en áreas de adquisiciones y almacenes, y asesoría al personal administrativo que maneje el aspecto contable y fiscal. 

También, la promoción la capacitación técnica del personal operativo de la CAPAMA, a través de clínicas y seminarios promovidos por fabricantes y proveedores, gestoría de pago por acreditación del impuesto al valor agregado, y gestiones administrativas para el cumplimiento del reconocimiento de adeudo y liquidación de adeudos entre el organismo y el ayuntamiento municipal de Acapulco. 

Por obligaciones fiscales y aportaciones sin enterar al ISR, ISSSTE e ISSSPEG se detectó un monto por 65 millones 849 mil 971 pesos. En este rubro, la AGE verificó que a la fecha de la auditoría no se ha realizado la totalidad del entero de las obligaciones fiscales y aportaciones de seguridad social, correspondientes al ejercicio fiscal del 2016. 

Por el concepto de recargos y actualizaciones pagados por el entero de obligaciones fiscales de manera extemporánea, que se refiere al derivado del entero extemporáneo de obligaciones fiscales que generaron recargos y actualizaciones, las cuales fueron pagadas con recursos de la CAPAMA, por la cantidad de 5 millones 681 mil 608 pesos. 

Respecto a la omisión de pagos en la prestación de servicios a la Comisión Federal de Electricidad la AGE identificó irregularidades por 36 millones 886 mil 75 pesos, debido a que no se ha realizado la totalidad del pago por suministro de energía eléctrica correspondiente al ejercicio fiscal 2016. 

La AGE  detectó ampliaciones presupuestales sin autorización en las partidas de sobre sueldo vida cara, sueldos a funcionarios y contrato manual, lo cual significa que se ejercieron recursos adicionales a los autorizados en el presupuesto de egresos por concepto de nómina, los cuales se realizaron sin presentar la autorización correspondiente por parte del órgano de gobierno de CAPAMA, por un monto de 26 millones 666 mil 385 pesos. 

La paramunicipal comprobó gastos por un millón 118 mil 415 mil pesos que no corresponden a la actividad propia del organismo. Los servidores públicos beneficiados con estos recursos presentaron facturas comprobatorias en establecimiento como: restaurante Suntory, restaurante Carmenere, hotel Las Brisas, restaurante Sirocco, Arrecifes restaurant & pozolería, honorarios médicos particulares, medicamentos en el hospital privado Magallanes y consultas y medicamentos a favor del director de CAPAMA. 

La paramunicipal adquirió 114 medidores de agua ultrasónicos de marca octave, cuyo valor de compra fue de 72 mil 291 pesos cada uno, cuando, según el diputado Reséndiz, el precio real no rebasa los 5 mil pesos. La administración de CAPAMA no presentó evidencia de la entrada, salida resguardo y destino final de dichos medidores. 

La última irregularidad detectada por la auditoría realizada por la AGE, fue el pago por concepto de renta de servicios de pipas de agua y renta de maquinaria, sin presentar evidencia documental que justifique y acredite los servicios pagados. La totalidad por este concepto es de 13 millones 571 mil 419 pesos. 

El diputado Ricardo Mejía Berdeja, señaló que para dar seguimiento a las irregularidades se estarán emitiendo los pliegos de observaciones correspondientes, los cuales determinan en cantidad líquida los presuntos daños y prejuicios y la presunta responsabilidad de los infractores. 

Posteriormente, los servidores públicos contarán con un plazo de 45 días naturales a partir de que surta efecto la notificación para solventarlos. En caso de los responsables no atiendan en tiempo y forma el pliego de observaciones, o si la documentación presentada no es suficiente para solventar las irregularidades, se iniciará el procedimiento para el fincamiento de responsabilidad resarcitoria mediante el pliego de cargos. 

Por último, el legislador indicó que si de las observaciones subsistentes el pliego de observaciones se presumieran conductas consideradas en el Código Penal, se presentarán las denuncias correspondientes ante la Fiscalía General del Estado.

Deja tu opinión