Se reunieron con la Comisión Instructora del Congreso

Empresarios, militantes de partidos políticos y representantes de organizaciones sociales presentaron un nuevo juicio de revocación de mandato en contra del alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena, a quien acusan de mala administración pública. 

Un total de 21 denunciantes en su mayoría pertenecientes a la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), delegación Chilpancingo, entregaron el documento al Oficial Mayor del Congreso local, y una copia a la Comisión Instructora que será la encargada de llevar el trámite de revocación una vez que le sea turnada.

Aunque los inconformes argumentaron de manera pública que presentaban la denuncia como ciudadanos dejando fuera las organizaciones que representan, en el documento entregado de manera oficial señalan que son integrantes de diferentes asociaciones y colectivos de la sociedad civil, organizaciones sociales y empresariales con reconocimiento público y de participación ciudadana en diferentes temas sociales y económicos de la capital del estado.

Los argumentos que presentaron para solicitar el juicio de revocación de mandato del alcalde Marco Antonio Leyva Mena están basados en los artículos 94 y 95 de la Ley Orgánica del Municipio Libre del Estado de Guerrero, entre ellos, acusan que hasta el  hoy primer Edil del Ayuntamiento cometió violaciones graves y sistemáticas a los presupuestos, planes y programas que afectaron los intereses de la comunidad, del municipio, del estado o de la federación.

También lo acusan de violaciones graves y sistemáticas a las garantías individuales, de conductas que alteran el orden público y la paz social, de emitir disposiciones graves y sistemáticas contrarias a las Constituciones General de la República, y Política del Estado de Guerrero, y de la imposibilidad del ayuntamiento para cumplir con sus obligaciones por causas imputables a sus integrantes.

Otras de las causales presentadas en la denuncia en contra del alcalde  es la omisión reiterada en el cumplimiento de sus obligaciones, por llevar a cabo conductas ilícitas en contra del ayuntamiento y porque existe un impedimento de hecho o de derecho que lo obstaculiza  a cumplir con su función.

Los denunciantes señalaron que Chilpancingo atraviesa por una de las peores crisis sociales, económicas de salud y medio ambiente, que lo ha llevado a ser calificado como la peor capital del país, y como una de las peores ciudades para vivir en México.

“Hoy en el clamor popular es recurrente la molestia a la desatención de nuestras autoridades  que con mentiras, desatención, omisión, indolencia y cinismo han dejado de hacer sus funciones que por mandato de Ley les corresponden,  y obliga,  poniendo en riesgo el orden la paz, la economía,  la seguridad y salud de sus gobernados. Así como dañando seriamente  el medio ambiente de este municipio”, se le en el documento.

Acusaron a que dos años de administración la vía del diálogo y solicitudes por escrito no funcionaron “por primera vez” en la administración municipal, y lejos de avanzar en los temas que confieren a Chilpancingo, “estamos al borde del colapso”.

Se espera que la solicitud de revocación de mandato sea notificada al Pleno en la sesión de este martes, y que sea turnada a la Comisión Instructora quien llevaría a cabo el deshago de pruebas y dictaminación, sin embargo, el procedimiento en la Comisión legislativa quedará suspendido luego de que el alcalde presentó la tarde de este lunes su licencia para separarse del cargo. 

Deja tu opinión