Ni el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ni Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) ven al Frente Ciudadano por México (FCM) como un competidor en las elecciones de julio de 2018.

El FCM en Guerrero quedó conformado por el Partido Acción Nacional (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC), e inmediatamente generó la desaprobación del PRI, actual partido en el poder.

El líder priista Heriberto Huicochea Vázquez, consideró que el FCM y MORENA, no son los contendientes a vencer en la jornada electoral del próximo año, toda vez que representan una izquierda divida.

Comentó que la “alianza” PRD, PAN y MC, gira en torno a intereses personales y que de no haberse concretado hubiera provocado un fracaso individual para cada uno de quienes lo integran, por su prácticamente nulo trabajo político.

Por su parte, el líder estatal de MORENA, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros convocó a la militancia perredista a abandonar las filas del PRD, ante la crisis de principios y valores  democráticos de ese instituto político.

“Llamamos a los militantes de izquierda, que no se sientan reflejados en esta alianza, a tomar una posición respecto a esto… nosotros lo hemos dicho, MORENA está abierta, estamos preparados y es evidente que muchos de estos militantes de izquierda buscarán la opción de MORENA”, precisó.

Reiteró que la presentación formal del FCM en Guerrero, no alterará el curso de las actividades políticas de MORENA, rumbo a las elecciones del 1 de julio del próximo año.

Deja tu opinión
Compartir