El servicio de transporte público de la ruta Chilpancingo – Chilapa, se encuentra suspendido totalmente por la falta de seguridad en las carreteras, ya que durante los últimos meses recrudecieron los asesinatos a plena luz del día de los chóferes de esta ruta.

El servicio de transporte se cerró de manera definitiva el pasado 26 de septiembre, cuando un camión que transportaba trabajadores que provenían del municipio de Chilapa fue incendiado por un grupo armado en el punto conocido como el “Nuevo Libramiento a Tixtla”, tras los hechos las tres diferentes líneas de transportes entre los municipios de Chilapa y Chilpancingo cerraron sus instalaciones.

La falta de transporte público ha provocado que más de mil profesores de Tixtla y Chilpancingo no puedan acudir a sus centros de trabajo en las comunidades de Chilapa.

Por su parte el Vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia confirmó que hasta el momento el Gobierno Estatal no ha instalado filtros de seguridad en la zona, medida que fue determinada por el Grupo de Coordinación Guerrero para restablecer la seguridad en la zona.

Deja tu opinión