A casi seis meses de que abandonó su curul por la vía de la licencia, el Pleno del Congreso local reestructuró las comisiones legislativas de que formaba parte Saúl Beltrán Orozco, quien se separó de su curul por la existencia de una orden de aprehensión por el delito de homicidio, además de que se le comprobó su compadrazgo con Raybel Jacobo Dealmonte, líder de la banda conocida como “Los Tequileros”.   

En el cierre de la jornada legislativa del martes 31 de octubre, la Junta de Coordinación Política presentó una propuesta de acuerdo parlamentario para sustituir los cargos de secretario y vocal, que Beltrán Orozco ocupaba en las Comisiones de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, y Recursos Naturales, Desarrollo Sustentable y Cambio Climático, respectivamente. 

Así, su compañero de bancada, el priista  Ricardo Moreno Arcos fue nombrado  Vocal de la Comisión de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, en tanto que David Gama Pérez rindió protesta como Secretario de la Comisión de Recursos Naturales, Desarrollo Sustentable y Cambio Climático.

La diputada del Partido Verde, Carmen Iliana Castillo Ávila, recordó que el pasado 4 de mayo el diputado Saúl Beltrán Solicitó licencia para separarse del cargo en el uso del derecho que le conceden los artículos 56 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Guerrero y la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado de Guerrero.

La coordinadora de la fracción parlamentaria del PRI, Flor Añorve Ocampo, quien preside la Junta de Coordinación Política solicitó la reestructuración de las comisiones legislativas de las que era integrante el diputado Beltrán, lo que fue dictaminado a favor.

En el Pleno la votación a favor de los cambios fue unánime.

Beltrán solicitó licencia para separarse del cargo el 4 de mayo pasado, con el argumento de que enfrentaría como un ciudadano sin fuero el proceso judicial derivado de la existencia de una orden de aprehensión, a partir de la autoría intelectual en el asesinato cometido en contra de un trabajador del Ayuntamiento San Miguel Totolapan, en el periodo en que fungió como alcalde.

El titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Javier Olea Peláez lo acusó de ser “el tequilero numero uno”, pero aclaró que no podía detenerlo porque tenía fuero constitucional.

La licencia que aprobó el Pleno, dejó sin efecto el Juicio de Procedencia que la FGE solicitó para estar en condiciones de ejecutar la orden de aprehensión que existe en contra del representante popular.

Deja tu opinión