Diputados del Congreso local tomaron protesta a Norma Leticia Méndez Abarca y Paulino Jaimes Bernardino como magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado, quienes estarán en el cargo durante 7 años, con opción a reelegirse por 8 años más.

La designación se dio a pesar de las inconformidades que expresaron integrantes de la Asociación de Jueces del Estado en contra de que se nombrara a Jaimes Bernardino, al considerar que no reunía con los requisitos marcados en la Ley.

La Comisión de Asuntos Políticos y Gobernación, que fue la encargada de elaborar el dictamen, consideró que ambos nombramientos  cumplen con todos los requisitos para ocupar el cargo de magistrado, tras un periodo  de análisis de documentos y comparecencia.

En el caso de Paulino Jaimes Bernardino, la votación del Pleno se mostró a favor, excepto con la representación parlamentaria de Morena, quedando con 43 sufragios a favor y uno en contra, mientras que la designación de  Norma Leticia Méndez Abarca la decisión fue unánime.

Sobre Paulino Jaimes, quien hasta hace unos días era asesor en el Congreso, la presidenta de la Comisión dictaminadora, Rosa Coral Mendoza Falcón, quien fue la encargada de leer el dictamen en tribuna, informó que acreditó ser licenciado en derecho y tener el grado de maestros en Derecho Penal por la Universidad Autónoma de Guerrero, así como una carrera profesional en el ámbito del Derecho por más de 10 años, como lo indica la Ley.

Paulino Jaimes Bernardino fue propuesto por el gobernador, Héctor Astudillo Flores, dentro de sus facultades constitucionales, y el Congreso ratificó su nombramiento con la mayoría de votos. Lo anterior pese a que jueces del estado se manifestaron por no estar a favor de su designación al considerar que no reunía los requisitos que indica la ley, y que dentro del Poder Judicial había trabajadores que merecían el cargo.

La diputada de Morena, María de Jesús Cisneros Martínez, subió a tribuna a razonar su voto,  en donde dijo que no sería parte de la violación a la carrera judicial, ni del “pisoteo” al  Poder Legislativo, el cual considero se utiliza con fines políticos para colocar cargos en otro poder del estado.

“El nombramiento como magistrado otorgado por el Licenciado Héctor Astudillo Flores a favor de un abogado que es asesor en este Congreso es un caso moral y jurídicamente reprobable, porque se trata del más evidente acuerdo político para adjudicarse un magistrado en el Poder Judicial solo por tener la designación y la ratificación, pero supeditando la impartición de justicia a intereses políticos y personales, e insultando a la comunidad jurídica”, indicó.

La legisladora señaló que no solo emitiría su voto en contra, sino que su participación fue para denunciar “la violación” a la carrera judicial y división de poderes en el estado.

Por su parte, el diputado priista, Héctor Vicario Castrejón, indicó que contrario a las acusaciones emitidas por Morena, la ratificación de Paulino Jaimes está fundamentada en la Constitución Política del estado, y denunció que los discursos en contra de su designación son un con afán protagónico y faltando a la verdad.

“El caso del maestro  Paulino Jaimes Bernardino,  se ha dicho que el profesionista  ostenta el nivel de maestro en Derecho penal, además, ha ocupado cargos al interior del Tribunal Electoral del Estado,  entre ellos: Secretario  de estudios y cuenta, Secretario de acuerdo de sala, Juez Instructor, magistrado, razón  por la cual acredita la experiencia académica  y profesional”, indicó.

Deja tu opinión