Reprochan abuso contra simpatizantes de AMLO

“A mi me valen madre los cargos públicos”, dijo la diputada local del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), María de Jesús Cisneros Martínez en la tribuna del Congreso local, tras ser acusada de asumir posiciones protagónicas en las sesiones del Poder legislativo de Guerrero.

La jornada del jueves, la única representante del MORENA utilizó la tribuna del Congreso local para reprochar la forma en que personal del Ejército Mexicano y la Policía Ministerial del Estado (PME) irrumpieron en las oficinas del Frente Progresista Guerrerense (FPG), ubicadas en lo que se conoce como “La Coprera”, durante la jornada del 12 de octubre pasado.

Dijo que el pasado 7 de noviembre, una vez más, policías y militares volvieron a las instalaciones de la Coprera, las cuales clausuraron con sellos apócrifos, lo que indicó, constituye un acto de abuso de autoridad sumamente grave, el cual se comete en contra de una organización que respalda el proyecto político de Andrés Manuel López Obrador.

Por esa razón, la representante popular solicitó que la Fiscalía General del Estado (FGE) investigue lo que sucedió y que inicie un procedimiento interno en contra de los elementos que irrumpieron en las oficinas del Frente.

“El Fiscal General Xavier Olea Peláez, fiel a su estilo de jerga delincuencial dijo que los ministeriales seguramente fueron “tostoneados” y por eso actuaron de esa manera”, reprochó la legisladora.

Protagonismo electoral, reporta el PRI

La participación de la diputada Cisneros Martínez motivó de manera inicial la intervención del diputado Ociel Hugar Trujillo, quien consideró necesario tratar el tema de la inseguridad sin dar siempre un sesgo político.

Sin embargo, pidió no quedarse callado ante las injusticias, pero sí cuidar mucho el no trivializar los problemas, para que la sociedad dé a los problemas su justa dimensión.

Vino entonces la replica del priísta Héctor Vicario Castrejón, quien señaló que los integrantes del MORENA asumen una actitud inadmisible cuando aprovechan cualquier coyuntura para tratar de ganar reflectores en los medios, para capitalizar políticamente los problemas.  

“Es inmoral, acusar que desde el gobierno estatal o federal hay una persecución a los líderes sociales en el estado de Guerrero, porque hoy como nunca se le ha dado privilegio al dialogo y los acuerdos”, anotó.

El presidente de la Comisión de Justicia del Congreso local, sostuvo que se debe reconocer que Guerrero necesita que su clase política abone para vivir en paz y tranquilidad.

Destacó: “Si desde este Congreso se descalifica a las instituciones, a quienes sirven es a quienes generan la violencia y la inseguridad”.

Llamó a los representantes populares a promover la concordia, lo que pasa por manejar los temas que se presentan con buena fe y con un ejercicio de la política que promueva el bien común.

Recordó que la FGE es un órgano autónomo, que no depende directamente del Ejecutivo local y que por lo tanto, las acciones de su titular no se deben endilgar al gobernador en turno.

Por eso indicó: “No se vale querer venir aquí a ganarse las ocho columnas, sin reconocer el trabajo de un gobierno democrático”.

“Los cargos me valen madre”

En la contra réplica, la diputada Cisneros Martínez insistió en que los militares y policías ministeriales irrumpieron de manera ilegal en las instalaciones de la Coprera, por lo que se debe investigar y sancionar el abuso.

“Lo que les quiero decir es que a mí no me interesan los cargos; desde que llegué aquí he estado en la misma postura y no es porque trate de ganar los reflectores. A mí no me interesan los cargos, este es el único espacio que he tenido”.

Remarcó: “Yo siempre he estado en la izquierda pero nunca ha sido por un cargo, de una vez se los digo; a mí me valen madre los cargos, no me interesan”.

El presidente de la Mesa Directiva, Eduardo Ignacio Cueva solicitó a la morenista que se manejara  con respeto, pero ya la representante popular dejaba la tribuna y se dirigía hacia su curul.

En una segunda intervención, el diputado perredista Ociel Hugar Trujillo aseveró: “yo no puedo decir eso, que me vale madre, porque el tema de seguridad no es un tema de valemadrismos”.

Aclaró que nunca se dirigió al MORENA en su primera intervención, por lo que rechazó alguna alusión inadecuada para la diputada María de Jesús Cisneros.

La priísta María del Pilar Vadillo Ruiz saludó el hecho de que su compañera haya actuado por primera ocasión de manera libre, sin tener un apuntador con notas hecha por su principal asesor, el abogado Rubén Cayetano Hernández.

“Es bueno que se suelte el pelo y que nos permita conocer una intervención propia, que nos refleja una persona originaria de la Costa Chica”, indicó la representante popular.

 

Deja tu opinión
Compartir