Seis cadáveres, seis cráneos y dos osamentas, lo rescatado hasta la tarde del lunes

El Grupo de Coordinación Guerrero (GCG) confirmó el hallazgo de un tiradero de cadáveres en las inmediaciones de Santa Cruz, comunidad perteneciente a Copanatoyac, municipio ubicado en la parte alta de la región Montaña, en donde se rescataron seis cuerpos putrefactos, seis cráneos y dos osamentas.

El primer reporte oficial sobre la ubicación de una barranca utilizada como tiradero de cadáveres fue confirmado por Juan Jiménez Romero, fiscal regional de la Fiscalía General del Estado (FGE), quien fue alertado por vecinos de la comunidad de Santa Cruz durante la noche del sábado 11 de noviembre.

De primera instancia, la Policía Preventiva de Copanatoyac reportó el hallazgo de varios cadáveres tirados en un barranco de aproximados 400 metros de profundidad, a casi cinco kilómetros de la comunidad de Santa Cruz.

Hasta dicho lugar se movilizó el comisario de Santa Cruz, Plácido González de los Santos, quien estuvo acompañado de por lo menos 60 pobladores.

También fueron alertados elementos de la Policía del Estado, de la Policía Preventiva de Copanatoyac y personal de la Policía Investigadora Ministerial (PIM), que no pudieron hacer gran cosa durante la noche del sábado, razón por la que decidieron prorrogar los trabajos de rescate para la mañana del domingo 12.

Durante la jornada del 12 de noviembre, los cuerpos de seguridad rescataron seis cuerpos recientes, todos calcinados, seis cráneos y dos osamentas humanas.

Las autoridades dejaron en el fondo dos cadáveres más que no se pudieron sustraer, por lo accidentado del barranco y por la hora en que se decidió culminar las actividades.

De acuerdo con la información obtenida, la barranca ubicada cerca de Santa Cruz es utilizada como tiradero de cadáveres desde enero del presente año, al parecer por un grupo del crimen organizado.

La mayoría de las víctimas, son personas que han sido víctimas de desaparición involuntaria en cabecera municipal de Tlapa, además de algunas comunidades cercanas.

El hallazgo se genera en un momento en que las acciones del crimen organizado en la Montaña registran un repunte importante.

La mañana del 12  de noviembre, un grupo de hombres armados ejecutó a balazos a Felipe Muñoz Muñoz, líder de comerciantes en la cabecera municipal de Tlapa.

La semana pasada, la policía  reportó por lo menos un par de asesinatos a balazos, a las víctimas les colocaron cartulinas con mensajes intimidatorios, los que supuestamente van dirigidos contra de supuestos asaltantes y extorsionadores.

 Ya se investiga el hallazgo

 La tarde del lunes, el Grupo de Coordinación Guerrero (GCG) confirmó la ubicación del tiradero de cadáveres en las inmediaciones de Santa Cruz, municipio de Copanatoyac, con el dato de seis cadáveres putrefactos, seis cráneos y dos osamentas humanas, “en hechos que ya están siendo investigados por la Fiscalía General del Estado”.

El vocero Roberto Alvarez Heredia especificó que la barranca reportada es conocida como “Rollo de Cántaro” y que se ubica al costado de la carretera Tlapa-Marquelia, que une a la región Montaña con la Costa Chica de Guerrero.

La zona en la que se encontraron los restos, refirió que es muy extensa y de difícil acceso, con una pronunciada pendiente y abundante maleza, situación que complicó los trabajos de ubicación y rescate de los cuerpos y piezas óseas.

Una vez que concluya el levantamiento de cadáveres y osamentas, la FGE integrará las carpetas de investigación correspondientes, para efecto de deslindar las responsabilidades a que haya lugar.

En los trabajos de rescate participaron brigadistas de Protección Civil del gobierno del estado.

Pies de foto: Brigadistas de Protección Civil participan en la recuperación de cadáveres ubicados en la barranca Rollo de Cántaro, en la comunidad de Santa Cruz, municipio de Copanatoyac  

Deja tu opinión
Compartir