Dicha institución está para investigar delitos, no para crear panteones 

El presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Congreso local, Ricardo Mejía Berdeja solicitó a la Fiscalía General del Estado (FGE) que informe de manera clara, las condiciones en que se construyó en Chilpancingo el primer Panteón Ministerial que opera en el país.

Mejía Berdeja recordó que desde el 8 de diciembre de 2016, el Poder Legislativo de Guerrero solicitó al fiscal Javier Olea Peláez que explicara de manera transparente como es que se creó el Panteón Ministerial, así como el protocolo, reconocimiento e inhumación de cadáveres, además de cómo coadyuva la FGE para que una vez reconocidos los cadáveres sean entregados a sus familias.

De acuerdo con el diputado Mejía, el fiscal Olea Peláez emitió una respuesta que resulta evasiva, obscura, que lejos de disipar dudas las incrementa, principalmente por la opacidad y falta de claridad.

Esa falta de disposición de transparentar la puesta en marcha de dicho proyecto, dijo que puede ser motivo de que llegado el momento, se finque responsabilidad al titular de la FGE.

En la explicación de Olea, se anota que ante la necesidad de resguardar los cuerpos de las víctimas, la FGE en coordinación con la Secretaría de Salud consideró necesario que se creara un espacio digno para el resguardo de los cuerpos, pero no se detalla si se signó un acuerdo interinstitucional entre la FGE y la Ssa.

En consecuencia, la FGE no exhibió copias certificadas de dicho documento, por lo que se duda de su existencia.

Entre otras omisiones, no se pidió la opinión de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Guerrero (CDHEG), tampoco de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), la Secretaría General de Gobierno ni la Contraloría General del Estado.

En el informe la FGE solamente señala que “se buscaron las condiciones y recursos que permitieran construir el primer Panteón Ministerial, para efecto de poder desfogar las instalaciones del forense, lo que ayudará a tener identificados los cuerpos que se relacionan con investigaciones ministeriales, que aún y cuando se han realizado estas acciones, no acaban de desahogarse”.

Anota que en el informe de la FGE no se especifica si fue dicha instancia la que aportó los recursos económicos para la contratación, construcción y arrendamiento del Panteón Ministerial dentro en un espacio privado.

En consecuencia, el legislador sostiene que no existe la constancia de que se hayan seguido los procedimientos, acuerdos ni tampoco transparencia en la construcción y uso de los recursos.

Recordó que Guerrero ocupa los primeros lugares en materia de homicidios dolosos durante los años 2015, 2016 y 2017, sin que haya esclarecimiento en muchos de los casos y la gran mayoría permanecen impunes.     

Entre las consecuencias de la impunidad, dijo que está el hecho de que los semefos de Iguala, Acapulco y Chilpancingo actualmente estén desbordados en su capacidad para albergar cuerpos.

En estos momentos, las tres instalaciones del forense concentra más de 654 cadáveres no reclamados, lo que genera problemas de hacinamiento, malos olores y mucha incertidumbre para las familias que exigen la ubicación de seres queridos.

Por esa razón, Ricardo Mejía Berdeja consideró necesario que la FGE actúe con transparencia en lo que se refiere al tema del Panteón Ministerial, porque hasta el momento el asunto se ha manejado con total opacidad y falta de transparencia.

En suma, recordó que la FGE no está para construir panteones, si no para investigar delitos.

Deja tu opinión
Compartir