El Grupo de Coordinación Guerrero (GCG) confirmó la incineración de más de una tonelada de narcóticos en las inmediaciones de Xocomanatlán, comunidad ubicada en la sierra de Chilpancingo.

La destrucción de las drogas estuvo a cargo de personal de la delegación-Guerrero de la Procuraduría General de la República (PGR), que contaron con el respaldo de elementos del Ejército Mexicano, la Marina Armada de México, Policía Federal (PF), la Secretaría de Seguridad Pública estatal y representantes de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Roberto Álvarez Heredia, vocero del GCG informó que la droga y químicos destruidos por la PGR fueron canalizados a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), Delegación Estatal en Guerrero, los que estaban relacionados con diversas averiguaciones previas y carpetas de investigación, iniciadas por delitos contra la salud en distintas modalidades.

Todo fue trasladado al incinerador que la PGR tiene en Xocomanatlán, municipio de Chilpancingo, ahí se quemaron 101 kilos 981 gramos de marihuana; 97 kilos 286 gramos de opio; 84 kilos 835 gramos de noscapina; dos kilos 455 gramos de dihidromorfina; 235 plantas de amapola; 11 plantas de marihuana; dos kilos 124 gramos de semilla de amapola, y 827 gramos de semilla de marihuana.

Además se incineraron 28 gramos de metanfetamina; cinco unidades de psicotrópicos; diez gramos de clorhidrato de cocaína; 400 miligramos de heroína; tres gramos de sustancia negativa y 200 miligramos de mezcla orgánica.

 

Deja tu opinión